El exmarido de Mónica Oltra (cuando cometió el delito aún eran pareja), condenado a cinco años de cárcel por abusos a menor

La Audiencia de Valencia ha condenado a cinco años de prisión al exmarido de Mónica Oltra por abusos sexuales a una menor en un centro de acogida. Los hechos se produjeron entre finales de 2016 y principios de 2017 cuando el ahora condenado todavía era esposo de la vicepresidenta y consellera de Políticas Inclusivas y vivían en el mismo domicilio, si bien según su entorno «ya no hacían vida de pareja». Este departamento tiene encomendadas las políticas relacionadas con Bienestar Social y, entre ellas, la atención a los menores desprotegidos.

El Tribunal de la sección Segunda ha validado el testimonio de la menor, la principal prueba , como suele ser habitual en este tipo de delitos, contra el acusado. La forense ya indicó en la vista que el relato de los hechos resultaba creíble y que se trataba de una menor institucionalizada , es decir, que ha pasado toda su vida en centros de acogida por lo que tiene una personalidad con ciertas carencias , comunes a este tipo de adolescentes. Los magistrado concluyen que no hay ninguna razón para dudar de su testimonio y descartan cualquier «animadversión» de la menor . Es más, recuerda el tribunal que la relación entre ambos era buena. Inciden los magistrados, para reforzar esta tesis, que el procedimiento penal no se inicia por la denuncia de la menor sino por el propio ministerio fiscal. Además, la versión viene ratificada por otras declaraciones como la del novio de la víctima, los policías e incluso el otro educador del centro .

La Sala no pasa por alto la relación que el acusado tenía con la entonces consellera. El acusado mantenía, al parecer, en la fecha de los hechos «una relación de parentesco con un alto cargo de la Generalitat algo que era conocido por todos en el centro, lo que representaba para la joven una dificultad añadida a la hora de formular la denuncia ante el temor de que no sería creída». De igual modo, los magistrados reprochan la actuación de la psicóloga del centro porque «no deja de sorprender el hecho de que no solo no preguntaran a la niña por los presuntos abusos, sino además que no se diera cuenta a la Fiscalía de Menores de los mismos».

Los magistrados, en definitiva, dan por probado que el acusado, Luis Eduardo Ramírez Icardi , entraba en la habitación de la víctima, que entonces tenía 13 años, y la acariciaba pensando que estaba dormida. Era entonces cuando le agarraba la mano y la utilizaba para masturbarse . La fiscalía, tras la celebración de la vista, pidió modificar sus conclusiones y al margen de la pena de cárcel reclamó una indemnización de 6.000 euros . El acusado, durante el juicio negó los hechos. Admitió los masajes en la cabeza -la propia menor admitió que los pedía a los cuidadores- y afirmó desconocer los motivos por los que la joven había denunciado. Relató que tuvo varios incidentes con otros monitores y que precisamente por su mal comportamiento, llegaba a las instalaciones a altas horas de la madrugada y molestaba a los otros adolescentes, se le castigaba a dormir en una habitación individual . Era allí donde ocurrían los hechos. Y esta circunstancia, el hecho de que se haya podido comprobar que la menor dormía en esa sala, también suma al caudal de indicios en contra del acusado. El letrado del ahora condenado, Óscar Fernández, ya ha anunciado que recurrirá el fallo .

Tiro en la nuca

1 me gusta

Importante y necesaria noticia.

2 Me gusta

Yo si te creo? O hombre indefenso ante la palabra de una mujer?

Pacotes, iluminame.

1 me gusta

Me parece vergonzoso que se refieran a él como el marido de tal y cual. Es una persona en si misma, fascistas.

2 Me gusta

¿Y perder la oportunidad de echar mierda a la izquierda aunque sea de muy de rebote?

Iluso.

2 Me gusta

Dios me libre de tirar mierda hacia ningún lado, simplemente es para atraer la atención del lector. Creo habértelo explicado también en aquel hilo del torero.

1 me gusta

Bueno, cometer abusos se puede ocultar mejor que un jaguar en el garaje.

Esto de el ex marido, primo, suegro, abuelo de tal político… Ya está muy visto.