El creador de Spelunky compara los juegos difíciles con la comida picante

El debate sobre la dificultad en los videojuegos y la accesibilidad ha vuelto a formar parte de las conversaciones dentro de la industria. Después de que Double Fine sostuviera hace unos días que Psychonauts 2 es un juego pensado para todo tipo de jugadores, el creador de Spelunky ha querido abordar la cuestión desde la perspectiva del desarrollo. De esta manera, Derek Yu ha indicado que jugar a los títulos en un modo elevado de dificultad es lo mismo que comer comida picante.

El creador de Spelunky y el picante de los videojuegos
Cómo de difíciles tienen que ser los juegos o cómo de accesibles deberían ser es un tema candente en la industria del videojuego, con figuras como Cory Barlog (director de God of War) defendiendo la accesibilidad en juegos como Dark Souls o Sekiro: Shadows Die Twice. Así que cada vez que un desarrollador ofrece su opinión, es interesante ver cómo enfoca la materia: y la perspectiva que ha brindado Derek Yu ha sido, cuanto menos, interesante. Directamente ha establecido una analogía entre la dificultad elevada en los videojuegos y la comida picante.

“Creo que los juegos peliagudos a menudo se consideran castigadores, pero para mí la dificultad, si bien es una parte importante del espíritu del diseño, está al servicio del objetivo más que ser un objetivo en sí”, dijo Yu en declaraciones recogidas por PC Gamer. “El objetivo real es poner al jugador en un estado de concentración sobre el juego y que realmente se preocupe por lo que está haciendo en un momento dado. Es hacerles sentir que el mundo existía antes de que llegaran y que existirá después de que ellos se vayan. Para que se sienta real. Ganar o terminar el juego, en mi opinión, no es el objetivo principal de un juego peliagudo, incluso si eso es en última instancia para lo que estás trabajando”.

“Ganar o terminar el juego no es el objetivo de un juego peliagudo”
Dicho de otro modo: los llamados juegos peliagudos no consisten únicamente en ser difíciles, o no tienen por qué. Pero, al igual que sucede con la comida picante, la dificultad es la primera impresión que recibimos en nuestro paladar cuando nos ponemos a los mandos de Dark Souls o Spelunky. En este segundo caso, cuentan más decisiones de diseño como las que menciona Yu en su charla: las acciones deben tener grandes consecuencias, el título tiene que estar pensado para ofrecer grandes reacciones emocionales y el diseño poco intuitivo está bien cuando está en servicio de obligar a los jugadores a estar atentos.

“Puede ser difícil para las personas a las que no les gusta la comida picante entender por qué los fans de la comida picante la aman tanto”, continúa Yu. “Si acabas de comenzar tu viaje por la comida picante, no puede saborear el sabor, solo el picante. Y el dolor. De manera similar, los juegos peliagudos generan mucho entusiasmo entre sus fans, pero para las personas que no han alcanzado ese punto todavía, pueden parecer difíciles”.

“La dificultad es solo una parte de la ecuación”
En este sentido, Yu añade: “La dificultad es solo una parte de la ecuación. Es la parte picante de la comida picante. No como comida picante para sentir dolor. Pero el dolor me despierta y es la puerta de entrada a sabores interesantes que no puedes encontrar en cualquier otro lugar. El sabor es lo que hace que la comida picante sea buena. Y cada vez es más fácil soportar el calor cuanto más lo experimentas”.

Como conclusión, el padre de Spelunky sostiene que la clave está en experimentar poco a poco este tipo de propuestas desafiantes para, que así, el disfrute de esta clase de juegos sea progresivamente mayor: “Lo bueno es que no hay un solo plato picante que puedas comer para mejorar tu habilidad para comer especias”, agregaba. “Come uno y harás que sea mucho más fácil apreciar el otro. Lo mismo ocurre con los juegos peliagudos. Aprender a disfrutarlos abrirá una mezcla heterogénea de juegos para disfrutar”.

Fuente: Vandal

Me quedo con el concepto “juego peliagudo” :sisi:

No. No nos confundamos. No es un tema candente en la industria del videojuego. A nadie le importó ni sacó el tema a la palestra cuando salió Ni-Oh, mucho menos con esta intensidad, al igual que ocurre con otros juegos.

Es un tema candente cuando se anuncia, o está por salir, el próximo juego de From Software, lo cual es ridículo. Tan ridículo, que se puede hasta predecir cuándo va a pasar. Por ahí hay decenas de mensajes míos y de otros foreros desde hace meses afirmando que estaba por llegar otra vez la nueva ola de polémica con la salida de Elden Ring.

Elden Ring saldrá, el tema se apagará, nadie más hablará de la dificultad en 2 ó 3 años, entonces se anunciará el próximo juego de From Software y estaremos aquí, hablando de lo mismo, y yo citando este mensaje que escribo hoy.

A mi me gustan los Souls no por difíciles si no por ser Souls, los juegos difíciles en general no me interesan.

2 Me gusta

Claro. Juegos difíciles los ha habido, hay y habrá a miles, y Dark Souls no ha redescubierto ni innovado nada sólo con su dificultad. Es sencillamente una de varias partes tratadas con mimo, cuya suma total ha creado unos juegos excelentes. También hay juegos que sin hacer de la dificultad su bandera, han cuidado mucho otros detalles y gracias a eso merecen ovaciones.

Este tiene online, así que les podrán pasar el juego otros, no habrá tanto lloro como con Sekiro.

1 me gusta

pues me ha gustado la metafora, ahora bien, en casa adoramos el picante pero para los niños algunos platos los incorporamos aparte al gusto de cada cual

A mí me gustan pese a ser Souls.

1 me gusta

Dicen que esto jode el diseño del juego. No, da igual que sea la decisión de los desarrolladores y que ellos decidan si esto es mejor o peor, está mal porque lo dicen ellos, punto. Quieren que el juego sea fácil, más fácil, pero no quieren que nadie les ayude. Quieren pasárselo fácil, pero sentir que no han tenido ayudas -pese a que el modo fácil es, en sí, una ayuda-. Se trata de una cuestión de supervivencia del ego; la cuestión es termiarlo sin esfuerzo para decir que se han pasado el Dark Souls, pero que al mismo tiempo se les quede la conciencia tranquila de que nadie les ha ayudado.

Es muy rebuscado. Cada nueva discusión con esta gente, sea donde sea, es más confusa que la anterior. Ni ellos mismos saben qué quieren. Mientras tanto el Donkey Kong Country sigue ahí, un juego duro de pelar, desde hace décadas, pero a nadie le importa porque a nadie le importa que te hayas pasado el Donkey Kong. El Souls de turno supongo que da puntos foriles.

2 Me gusta

Magnífica metáfora.

en el fondo todos queremos terminar los juegos que compramos pero no tenemos el tiempo que teniamos disponible por juego que habia en los 16 bits

xualquier juego puto de ahora en aquellos tiempos me los habira pasado, es más, juegos de aquel entonces que me pasaba “perfect” hoy me costaría cogerles el ritmo de nuevo

los juegos de hoy en dia rollo souls o similares son para gente que no les importa dedicarles mucho de ese tiempo además sabiendo que la mitad no va a ser avanzar en la historia, solo en tu propia habilidad. a mi la verdad es que les pediría mas que dificultad más baja, es que fueran mas claros y no hicieran depender tanto de guias externas

Es que no es así.

Los Dark souls son para la gente que le gustan los videojuegos

Me gusta la comida picante, aunque me cuesta digerirla. Con los juegos difíciles me gustan, pero a veces me saca de mis casillas. Pero sé a donde me meto.

Pero esto es algo normal. Lo que es raro es ir a un restaurante mexicano, pedir un plato picante y pedirle al camarero si le puede quitar el picante.

1 me gusta

Si quieres dedicarle mucho a un juego de rol japonés no juegas a un Souls, juegas al Persona 5 o algo :xd:

En lo único que se parecen el picante y los “videojuegos peliagudos” es que si preguntas la mayoría es muy fan, luego a la hora de comer no se lo pide ni la quinta parte.

vale, no es así, no se como se me ocurre decirlo con tanto speedrun en youtube XD

y ojo, que lo mismo digo de un juego fácil como un dragon quest, pero ahí al menos la gente puede ir a ver la historia sin complicarse la vida mucho

Soelunky es genial tal como es. Si fuera como un supermario no tendría tanto culto. Gran parte de su atractivo es la dificultad.
¿Qué no te lo pasas? Pues tampoco es un gran problema.

Sal de él, Satanás