Donald Trump convoca a la ESA para hablar sobre videojuegos y violencia

Tras la reciente masacre escolar de Florida.

La ESA (Entertainment Software Association), la patronal estadounidense del videojuego, ha confirmado que -tal y como adelantó la Casa Blanca la semana pasada- se les ha convocado a una reunión con el presidente Donald Trump para hablar sobre violencia y videojuegos. Y es que tras un reciente tiroteo escolar en EE.UU. se ha señalado a los videojuegos como culpables.

Entonces, Sarah Huckabee Sanders (secretaria de prensa) ha explicado que “el presidente se ha reunido con varias partes” y que, tras una reunión con políticos y abogados, planea “una reunión para la próxima semana con miembros de la industria del videojuego para ver qué pueden hacer en ese frente”.

En ese momento, en realidad la ESA no había sido invitada a ninguna reunión en ese momento y dejaron muy claro entonces que “los mismos videojuegos que se juegan en EE.UU. se juegan en todo el mundo. Sin embargo, el nivel de violencia con armas es exponencialmente mayor en EE.UU. que en otros países”.

La reunión tendrá lugar el 8 de marzo
Ahora, insisten en esa misma idea: “los videojuegos se disfrutan en todo el mundo y muchas autoridades y respetables estudios científicos no han encontrado ninguna vinculación entre juegos y violencia real. Como todos los estadounidenses, estamos preocupados por el nivel de violencia de armas en EE.UU. Pero los videojuegos simplemente no son el problema: el entretenimiento se distribuye y consume en todo el mundo, pero solo EE.UU. tiene un nivel exponencialmente superior al de cualquier otra nación en violencia con armas”, han dicho.

“La próxima reunión en la Casa Blanca, a la que atenderá la ESA, ofrecerá la oportunidad de tener una conversación basada en los hechos sobre la clasificación por edades de videojuegos, nuestro compromiso con los padres y las herramientas para que se hagan compras razonadas de entretenimiento”, indican.

La reunión tendrá lugar el 8 de marzo, pero no han trascendido más detalles sobre las partes invitadas ni las intenciones del gobierno estadounidense.

Fuente:

No se cansa de hacer el ridículo.

2 Me gusta

No hace falta ni que se haga la reunión. El problema no son los juegos, son las cabezas.

1 me gusta