Coronavirus Wuhan. La OMS pide al mundo que se prepare para una “potencial pandemia” por el coronavirus (2726). Un millar de aislados en el hotel de Tenerife donde se alojó el turista italiano con coronavirus (2887)

Mapa de seguimiento:

China cierra la ciudad de Wuhan para frenar la expansión del virus

China ha comenzado a tomar medidas drásticas para frenar la expansión del coronavirus 2019-nCoV. Las autoridades han anunciado que suspenderán a las 10.00 (hora china, 3.00 en España) todos los transportes de Wuhan, la ciudad de 11 millones de habitantes donde se originó el brote. Tienen previsto el cierre del aeropuerto y las estaciones de tren, así como de la red interna de transportes: metro, autobús y ferris. La Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha reunido este miércoles a un comité de expertos para decidir si declara la emergencia internacional, continuará el jueves sus deliberaciones para tomar la decisión ya que, aseguran, “son necesarios más datos”.

Las últimas cifras, aportadas por Reuters, señalan que el virus ya ha afectado a más de 500 personas y ha terminado con la vida de 17, lo que supone una tasa de mortalidad de alrededor del 3%. Las muertes se han multiplicado por dos en solo un día. No hay información detallada de todas las víctimas, pero se sabe que la gran mayoría padecía patologías previas. El referente más cercano que existe, el SARS, un brote vírico que también nació en China en el año 2002, tuvo una tasa de mortalidad del 10%. Este se saldó con casi 8.000 infectados y más de 700 fallecimientos.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha comparecido tras la reunión del comité de emergencia y aplaudió los esfuerzos de las autoridades chinas, que están aportando información “con todo tipo de detalle”. Ante el cierre de la ciudad de Wuhan, ha asegurado que forma parte de la “robusta respuesta” que China está dando a la crisis. “No solo están tratando de frenar la expansión del virus en el país, sino que es una medida que también servirá para contenerlo a nivel internacional”, señaló.

Todavía quedan muchas incógnitas. Didier Houssin, presidente del comité de emergencia ha explicado que para declarar la emergencia internacional hay que sopesar muchos factores, como su transmisión fuera de las fronteras chinas, algo que todavía no consta. “Son medidas que interfieren en el movimiento de personas y en el comercio y no queremos tomarlas sin estar seguros de que son necesarias”, ha detallado en la rueda de prensa, en la que ha explicado que los 16 miembros del comité estaban divididos al 50% sobre la decisión. Lo que sí parece claro de momento es que la enfermedad es menos grave que otras dos dolencias de la familia: SARS y MERS.

La alerta internacional supondría la puesta en marcha de medidas preventivas en todo el mundo, y en el pasado se ha declarado en cinco ocasiones: ante el brote de gripe H1N1 (2009), los de ébola en Africa Occidental (2014) y en la República Democrática del Congo (2019), el de polio en 2014 y el de virus zika en 2016.

La reunión de la OMS se ha producido tras una rueda de prensa del Consejo de Estado de China, que anunció la hipótesis de que el virus 2019-nCov haya mutado, lo que complicaría su tratamiento. “La cantidad de casos identificados está aumentando porque tenemos una mayor comprensión de la enfermedad, mejores métodos de diagnóstico y más recursos movilizados”, apuntó Li Bin, vicepresidente de la Comisión Nacional de Sanidad. El número creciente de positivos también podría atribuirse a un ejercicio de transparencia por parte de las Administraciones locales y regionales siguiendo las instrucciones de la dirección del Partido Comunista Chino, que ha amenazado con castigar a quienes maquillen la realidad. “Todo aquel que no diga la verdad será clavado al pilar de la vergüenza para toda la eternidad”, proclamó el lunes Chan An Jian, perfil oficial en redes sociales de la Comisión Central de Asuntos Políticos y Jurídicos, brazo supervisor del partido en materia legal. El portavoz ha asegurado que el Gobierno no ha escondido ningún dato hasta la fecha y se ha comprometido a “seguir ofreciendo información hasta que deje de ser necesaria”.

Yang Yunyan, vicegobernador de la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, indicó que se está examinando a unas 2.500 personas, de las que 863 ya han abandonado los centros de salud, según Europa Press.

Li Bin también reconoció que la proximidad del año nuevo chino —que tendrá lugar el próximo sábado— supone un factor de alto riesgo para la expansión del brote. Durante la semana de vacaciones que sigue a la festividad, es costumbre visitar a parientes o viajar al extranjero, lo que resulta en más de 3.000 millones de desplazamientos, la mayor migración humana del mundo. Por ello, el representante ha comunicado la toma de “medidas de alta eficacia para asegurar el desarrollo de un Festival de la Primavera [como se conoce a la celebración] armonioso y estable”.

Tanto las autoridades chinas como los expertos de la OMS están sobre el terreno en Wuhan. La investigación tiene como prioridad identificar las fuentes del virus, ya que podría haber más focos además del mercado de pescados y mariscos de Huanan, el original. En esta zona, donde “se comercializaba con animales vivos de manera ilegal” y en cuarentena desde hace semanas, es donde el patógeno habría entrado en contacto con seres humanos por primera vez, según ha señalado en la rueda de prensa Gao Fu, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

El segundo objetivo pasa por saber más acerca de las vías de transmisión de la enfermedad, vinculada con el tracto respiratorio y que provoca síntomas similares a los de una neumonía ordinaria. “Todavía estamos reuniendo información sobre el virus, cuanto más sepamos más efectivos seremos en nuestra acción”, ha manifestado el investigador, añadiendo que “la existencia de superpropagadores [infectados altamente contagiosos] no está probada”.

Controles aeroportuarios

Los aeropuertos internacionales han comenzado a tomar medidas de prevención contra la expansión del coronavirus de Wuhan. El regulador de seguridad del consumidor de Rusia ha anunciado que ha fortalecido su control sanitario y de cuarentena. Lo mismo han hecho las autoridades británicas: el aeropuerto de Heathrow creará áreas separadas para los pasajeros procedentes de regiones afectadas por el virus; Singapur ha comenzado a examinar a todos los pasajeros que llegan de China. En Estados Unidos son tres los aeropuertos que han establecido controles específicos en Nueva York, San Francisco y Los Ángeles. Corea del Norte, directamente ha cerrado sus fronteras a turistas extranjeros.

Las medidas llegan ante un goteo de casos fuera de China: Tailandia, Taiwan, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos han confirmado infecciones en sus fronteras de personas que habían estado en la ciudad epicentro del brote. Andres Manuel López Obrador, el presidente de México, ha confirmado este miércoles que están estudiando a un paciente en el Estado de Tamaulipas, al noroeste de México. “Está bajo observación”. Las autoridades de Australia y Brasil también han informado de casos sospechosos.


El nuevo virus de Wuhan, que ha dejado ya seis muertos en China y cientos de afectados, ha cruzado el Pacífico. Un hombre de unos 30 años que viajó a esa región china fue diagnosticado con el virus la semana pasada en Seattle, en el Estado de Washington, según confirmó este martes el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), mientras todo el país estaba pegado a la televisión para seguir el impeachment contra Donald Trump en el Senado.

El virus de Wuhan es un nuevo coronavirus llamado 2019-nCov que se transmite entre humanos y provoca enfermedades respiratorias. Fue detectado por primera vez hace menos de un mes. Desde esta ciudad, situada en la zona central del territorio chino y donde viven 11 millones de personas —más que Londres o Nueva York—, el patógeno comenzó a extenderse a las provincias vecinas. El pasado viernes, por ejemplo, no había ningún positivo fuera de allí, pero ahora ya son 38 los casos repartidos por otras 15 grandes urbes chinas y ha saltado a cuatro países del sureste asiático.

El paciente de Seattle, del que se desconoce por el momento su identidad, está ingresado en el Centro Médico Regional de Everett, la capital del condado de Snohomish (Washington). Se encuentra estable y no se le considera un riesgo. El CDC también ha explicado que el enfermo no tenía síntomas cuando aterrizó el día 15 de enero en EE UU. Acudió al médico el pasado domingo y fue hospitalizado por una neumonía. El paciente no visitó ninguno de los mercados de Wuhan, donde se confirmaron numerosos casos de afectados por el virus, pero sí estuvo en la región, según ha explicado a la prensa Nancy Messonnier, directora del departamento de enfermedades respiratorias del CDC.

Desde el pasado viernes 17, el CDC había impuesto controles especiales para vigilar la posible entrada del virus al país en los aeropuertos con más actividad de la costa oeste, San Francisco y Los Ángeles, y el de Nueva York. Son los tres aeropuertos con más pasajeros procedentes de la región de Wuhan. El CDC ha destinado alrededor de 100 trabajadores a estos aeropuertos y ha instalado salas de cuarentena.

Las autoridades sanitarias estaban alerta desde hace dos semanas. El pasado 11 de enero habían publicado una advertencia sanitaria Nivel 1 para pasajeros que hubieran estado en Wuhan.

Un grupo de expertos del Centro de Epidemiología de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Hong Kong sugiere que la realidad es aún más preocupante que los datos ofrecidos por China. Según un informe suyo elaborado en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y presentado este martes, el número total de infectados puede rozar ya los 1.500: 1.343 en Wuhan y 115 en el resto del país.

Además de en China y en EE UU, ha habido casos de personas con este virus detectados en Corea del Sur, Tailandia, Japón y Taiwán, donde una mujer de 55 años ha sido reconocida también este martes con la enfermedad. Como en los casos anteriores, viajó a Wuhan en las últimas semanas. El ministro de Sanidad de la isla, Chen Shih-chung, ha asegurado que ninguno de los familiares de la enferma presenta síntoma alguno, similares a los de una neumonía ordinaria, y que otras 46 personas que estuvieron en contacto con ella durante el trayecto de avión han sido puestas en observación. Además, Filipinas y Australia también han anunciado haber tomado medidas ante los primeros casos sospechosos en su territorio nacional.

La OMS realizó este lunes una visita a Wuhan con un grupo de expertos sanitarios chinos, liderados por el doctor Zhong Nanshan, director del Laboratorio Estatal de Enfermedades Infecciosas en Cantón y eminencia nacional en la materia. Según este conglomerado de expertos, 15 empleados médicos en la ciudad han contraído el virus, lo que confirma el contagio entre humanos —un extremo descartado hasta el fin de semana pasado—.

La escalada de este nuevo coronavirus, descubierto hace dos semanas, recuerda a la epidemia del SARS, con el que guarda similitudes genéticas. La epidemia de 2002, también originada en China, causó la muerte de 700 personas en todo el mundo. La OMS celebrará mañana miércoles una reunión de emergencia para decidir si declara “una emergencia de salud pública internacional” a causa del brote. El Consejo de Estado chino, por su parte, también ha programado una rueda de prensa en la que detallará la evolución del virus en las últimas horas.

Por si las cosas se ponen feas os dejo la Guía de Superviviencia Zombi.

Y haceros con una de estas que parece ser muy efectiva:

image

9 Me gusta

Pues voy dejando dos de las mejores intros de la historia del cine zombi:

6 Me gusta

Lo importante no lo han dicho. ¿Cuántas ganas de comer cerebros da?

4 Me gusta

A ver si el virus que he pillado yo va a ser ese.

1 me gusta

17 Me gusta

Eres pacotendriaco.

1 me gusta

Por suerte se transmite con el contacto humano, los pacoteros estamos a salvo

27 Me gusta

Bah, es más parecido a lo que ocurre en la película Contagio que a Train on Busan

2 Me gusta

Siempre quedará Groenlandia

10 Me gusta

Hostia, allí vives tú, en Seattle, @chiquiza ¿no?. Haznos una crónica de primera mano del apocalipsis zombi.

Estamos por la calle viéndonos los ojos y poniendo en cuarentena a los que los tienen rojos.

5 Me gusta

Esto si es una peli de terror. Joder que mal cuerpo me dejó el principio con cierta actriz convulsionando en la cocina.

1 me gusta

Pero si es una gripe tío xD

1 me gusta

Me pregunto qué tendrá que ver esta noticia con los putos zombies.

1 me gusta

¿Dónde está el problema, que no me entero? Es una gripe e ya, ¿no?

Hoy me he acordado de ti porque he empezado con la garganta a estar jodido. Estamos condenados :face_with_thermometer:

1 me gusta

Pues con todos los fumetas y crackeros que hay por ahí pocos quedarán en la calle :rofl:

O en “A Ciegas (Blindness)”

A esos nunca les pasa nada. Ni con el Apocalipsis zombi ni nada.