Cisma en los festines opíparos

Los orígenes del cisma y de la huida a Oriente

La epopeya de magnitud colosal prosigue, y he decidido que sea este foro, en cuyo seno se han cobijado quienes como a hijos amo (siguiendo todos ellos mis sabios consejos de poner en jaque a una moderación gaznápira hasta extremos incalculables), el lugar en el que reflejar mis hazañas.

Como bien sabéis, en el último episodio de mi epopeya conseguí escapar del vientre de un jabalí hembra de 7,4 toneladas que me ingirió mientras dormía apaciblemente al candor de unos rastrojos. Allí pasé 24 días confinado entre siete pequeños jabatos en estado de gestación. Mi sublime cognición, aunque obstruida por la falta de oxígeno que el crecimiento de los fetos me suponía, consiguió ingeniar un plan a nivel cognición top: extraje a un lechón de la bolsa ovárica, le arranqué los colmillos, y con ellos, a modo de punzón, destripé a su madre, pudiendo poner fin a mi cautiverio.

Sin embargo, la bravura con la que el jabalí corrió por las praderas iraníes me ha alejado a miles de kilómetros del lugar donde apaciblemente dormía junto a mis 300 bueyes almizcleros, así que ahora me hallo perdido, sin mis bueyes, y desviado de mi rumbo por miles de kilómetros

Mi colosal ingenio, aplicado de igual manera a pergeñar planes de suicidio como de solucionar mis desdichas, hallarán pronto una respuesta a todo lo acontecido. Mas ahora sólo hallo turbación y desconsuelo.

42 Me gusta

No por dios…

2 Me gusta

11 Me gusta

Perdone a estos sátiros Padre, no saben de lo que hablan.

6 Me gusta

Padre tenga usted cuidado pues me llegan noticias de que un ugandes le sigue la pista buscando venganza…

1 me gusta

Padre es usted responsable del seísmo acontecido hace unos cuantos días?

Podría usted padre, si no es intolerancia, crear un grupo en el que los acólitos de los festines opíparos nos pudiéramos sentirnos identificados. Gracias de antebrazo crucificado

1 me gusta

El elemento que nuestra comunidad echaba en falta: el suyo si que es un exodo Padre y no el de estos fariseos

1 me gusta

Me llena de felicidad el saber que podremos seguir su magnifica historia en esta nueva tierra, bendito sea usted.

1 me gusta

Bien hallado sea usted Padre. Ahora mismo voy a avisar a Fray Jurnipero de que redoble las campanas de la abadía, pues toda la congregación debe saber de su llegada.

1 me gusta

He aquí un devoto seguidor de sus enseñanzas y desventuras, Padre. Añada a su dilatada lista de milagros haber hecho de este descarriado pecador un creyente en Cristo Rey y el aceite de colza.

No me he enterado de na

1 me gusta

Entré al hilo original un par de veces y no entendí nada; aquí me pasa lo mismo. ¿Alguien me lo explica como si fuera un niño subnormal?

Mis oraciones son para usted.

Las campanas de San Emiliasio de Frelón resuenan por usted, padre. Aguardo el momento en el que se reúna con sus 300 bueyes, que van muriendo rotatoriamente a causa del esfuerzo.

ya me siento como en casa

1 me gusta

límitate a leer y a responder la primera gilipollez que te venga en mente

disfrútalo

2 Me gusta

¿Dónde coño se cancela uno la cuenta?

1 me gusta

en “el otro foro”