Buenas noticias para los calvos españoles. ¡Ya no hace falta irse a Turquía!

Injerto capilar por 3.185 euros, precio cerrado”. “Hasta 3.500 folículos en un día por solo 2.685 euros ”. “Trasplante de pelo desde 2.500 euros ”. Los ávidos de recuperar una cabellera poblada, sin derrochar mucho dinero, han buscado hasta la saciedad este tipo de ofertas, que les han llevado a tener su particular pasión turca. En los últimos años cientos de españoles se han embarcados en viajes ‘todo incluido’ destino Estambul: vuelos+hotel+traductor+ruta turística+injerto de pelo. Pero los vuelos que vuelven de la antigua Constantinopla con decenas de españoles con una cinta alrededor de la frente, podrían convertirse en cosa del pasado porque, en realidad, las ofertas con las que empiezan este artículo son de clínicas españolas.

Por toda la geografía de nuestro país han surgido en los últimos años clínicas de injerto de pelo ‘low cost’ . Sus precios, unos 3.000 euros el trasplante , son competitivos con los viajes turcos y mucho más bajos que los centros convencionales de España, que suelen rondar los 10.000. Ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao o Sevilla ya cuentan con estos centros; pero la gran pregunta que se hacen los trasplantados en potencia es por qué son tan baratos y, sobre todo, si son tan seguros como las clínicas más caras .

“Turquía cambió el paradigma de la oferta-demanda”

“Hace 10 años mis precios eran de entre 7.000 y 8.000 euros, pero llegó Turquía y cambió el paradigma de la oferta-demanda y hubo que adaptarse” , cuenta a El Confidencial Juan Ruiz Alconero, cirujano capilar y especialista en medicina regenerativa capilar del centro Capilae.

El trasplante en su clínica ronda los 3.200 euros, injertando al paciente todas las unidades foliculares adecuadas mediante el método FUE o TIRA (este último está casi en desuso). “ No existe ninguna técnica ‘secreta’ para que sea más barato, ni nada por el estilo, obviamente pueden variar qué proveedores uses para los punches, etc… pero la técnica es la misma que en los centros en los que pueden llegar a los 10.000 euros el trasplante”, explica.

“Si bajas el precio a un límite razonable y tienes buenos casos, el boca a boca funciona a la perfección”, lo que permite al cirujano tener la agenda llena hasta marzo y ahorrarse el coste en publicidad , en la que llegaba a invertir 14.000 euros anuales.

“Igualmente, no es necesario tener en plantilla personal comercial , ya que como todo acto médico, quien tiene que realizar las consultas presenciales, soy yo”, desarrolla el cirujano, que afirma ser el único que toca la cabeza de los pacientes, hacer solo una cirugía al día y seguir todo el proceso médico de consultas y revisiones.

“Además, el negocio es mío, no tengo socios inversores, no tengo que repartir dividendos ni nada por el estilo , con lo que eso, igualmente, repercute en el precio”, añade.

Desde la Clínica Ibiza , donde un trasplante ronda los 2.990 euros , explican a este diario que tienen “un precio tan competitivo porque el beneficio por cirugía se reduce , en ningún caso recortamos absolutamente en nada. Reducimos el beneficio”.

“Además, no solo tenemos una Unidad Capilar, si no que nuestra línea de negocio incluye unidades en cirugías Estéticas, Plásticas o Reconstructivas así como la medicina estética. Por lo que, dicho de otra forma, no vivimos de la cirugía capilar , es otra fuente de ingresos, por lo que nos permite reducir beneficios en dicha área”, señalan.

En este centro ponen una media de entre 2.500 y 3.500 unidades foliculares por intervención, “respetando la zona donante para no dañarla”, también mediante la técnica clásica FUE o una nueva denominada FUE DHI.

“Nosotros no recortamos en nada de nada, todo lo contrario, ofrecemos más por menos dinero” , señalan desde la clínica apuntando a que realizan “una analítica completa, así como una analítica de agentes infecciosos como VIH, Sifilis, hepatitis etc…, en algunos pacientes, en función de su edad, realizamos un electrocardiograma”. “El paciente se encuentra monitorizado durante toda la cirugía controlando la tensión, temperatura, ritmo cardiaco y oxígeno en sangre, entre otros”.

Las consultas son ilimitadas , el paciente puede pasar todas las que desee antes de la cirugía y siempre con el cirujano, nada de comerciales. Respecto al postoperatorio son igualmente ilimitadas , por regla general el paciente acude entre seis y diez veces durante el año siguiente a la cirugía”, añaden.

Ambas clínicas huyen del término ‘low cost’ para referirse a sus centros, por la connotación negativa que considera que tiene. En este sentido insisten en que estas operaciones más baratas que se realizan en nuestro país, siguen los mismos estándares de calidad que los centros capilares más costosos.

Al bucear en foros de trasplante de pelo ajenos a las clínicas, la mayoría de opiniones de hombres injertados en estos centros son satisfactorias .

“Abrir un quirófano por solo 3.000 euros me haría desconfiar”

Por su parte, el cirujano capilar y director de la Unidad de Tricología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, Sergio Vañó , anima a desconfiar de los trasplantes de pelo con un coste tan bajo. “Yo siempre explico a los pacientes que hacerse un trasplante no es como comprar un brick de leche de una marca, que lo puedes encontrar más barato en un supermercado u otro. Es un proceso en el que influyen muchas más variables y no es lo mismo un trasplante en una clínica que en otra”, apunta el dermatólogo y tricólogo.

“En un trasplante influye el personal que lo haga, si lo hace el médico o no, el material que se utilice, los medios con los que se hace, los quirófanos, si el material es desechable, si se usa uno nuevo para cada paciente, es importante que haya un anestesista en quirófano, saber si después de la cirugía existe protocolo de revisiones estandarizadas para poder llevar mejor el seguimiento… Hay una serie de parámetros que modulan bastante los precios y, ‘a priori’ en nuestro país, abrir un quirófano por solo 3.000 euros… me haría desconfiar” , señala el médico especialista en cabello y cuero cabelludo, que también forma parte del equipo de la clínica dermatológica Grupo Pedro Jaén.

Contra la calvicie no todo es poner pelo

Vañó apunta a que uno de los riesgos de acudir a una de estas clínicas ‘low cost’ es que ‘directamente’ metan a los pacientes en quirófano , ya que “el trasplante es una herramienta terapéutica más, que tiene que hacerse en un contexto de una estrategia de tratamiento médico”.

“En la mayoría de estas clínicas ‘low cost’ no hay un dermatólogo, hay simplemente un cirujano que no se suele preocupar del tratamiento médico . El paciente va y directamente le meten en quirófano. Pero hay pacientes que, con un tratamiento médico, directamente no necesitarían la cirugía y pacientes que si no se hacen un tratamiento médico previo el resultado del trasplante va a ser muy malo”, señala el tricólogo del Ramón y Cajal.

“Mucha gente cree que la cirugía es la solución definitiva y piensan que cuanto más barato mejor. Pero a veces sale más barato la estrategia de tratamiento , yendo a un sitio bueno en el que te aconsejen bien, porque a veces se puede ahorrar la cirugía o que sea más pequeña”, explica Vañó.

Mejor una ‘low cost’ española que un viaje a Turquía

Todos los especialistas consultados coinciden en que, en cualquier caso, es más recomendable hacerse un trasplante económico en nuestro país que en Turquía.

“Aquí la legislación es más exigente, ‘a priori’, solo lo pueden hacer médicos, puedes ver si la clínica tiene los permisos adecuados en la página de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid [en el caso de las clínicas de esta región] y si el médico tiene los permisos adecuados en la web del colegio oficial de médicos. Todos tenemos obligatoriamente un seguro de responsabilidad civil y profesional, así como la clínica”, apunta el cirujano de Capilae.

“En Turquía acceder a esta información es más difícil, con lo que son decisiones más arriesgadas, pero como digo, hay clínicas estupendas y cirugías muy bien hechas en Turquía, pero ¿merece la pena acceder a una clínica donde no sabes si el médico te va a tratar, hay una legislación distinta, en un idioma distinto?”, plantea Ruiz.

Del mismo modo, el tricólogo del Ramón y Cajal señala que “al menos la ventaja añadida de una clínica ‘low cost’ española frente a una turca es que el planteamiento de la línea frontal de trasplante va a ser de estilo español, porque en Turquía se hace una línea frontal recta”.

2 Me gusta

@anon33381243

2 Me gusta

Creo que no es recomendable operarse de nada en Turkia :joy:

Pues según dicen hacen como packs, te vas con tus colegas, te ponen pelo, das una vuelta por Turquía rollo turista, puedes ir a los baños turcos y que te den un masaje turco, donde supuestamente suelen meterte un dedete por el culo…

:joy:

Es jodida la competencia turca.

1 me gusta

Una vez alguien me comentó que cuando vas a Turquía y estás en el aeropuerto, no paras de ver gente con la cabeza vendada.

2 Me gusta

Que publirreportaje más descarado. XD

:joy:

HDLGP

1 me gusta

Yo también te quiero :laughing:

2 Me gusta

Un colega mío fue a Turquía y la verdad es que se lo hicieron muy bien. Pago 3000€ y el después de 2 años esta muy feliz.

@irakmata

Los calvos son sexys

1 me gusta

Donde hay pelo hay alegría

1 me gusta

Hay que hacer un censo de calvos

1 me gusta

Yo he estado en Turquia acompañando a un amigo y fue de lujo, hotel 5 estrellas, hospital privado de la hostia y turismo barato.

Y si, el aeropuerto lleno de personas con la cabeza vendada. Hay de todo, pero donde fue mi amigo es una clinica buena y se le ha quedado genial, hay que informarse bien y saber elegir.

Como curiosidad el médico queria operarme a mi (de todos los “calvos” y acompañantes, yo era el único calvo calvo. Pero le dije que suficientemente guapo era ya asi.

4 Me gusta

Sí, pero me voy a transplantar el pelo de los huevos, que es una buena zona donante que tengo, para tener el pelo agradecido.

1 me gusta

Vamos a llevarnos bien.

1 me gusta

Eso hizo Edmundo Bal de Ciudadanos y no le quedó mal.

Yo tengo alegría por todo el cuerpo, menos por la cabeza.

5 Me gusta

Yo menos por la espalda.

1 me gusta