Berenice, la niña que nació de los atentados de Bataclan

Floriane Bernaudat tenía 28 años la noche en que perdió para siempre a Renaud, su amor de adolescencia. Llevaban juntos desde los 16 años y habían ido a ver un concierto en la Sala Bataclan. Renaud fue una de las víctimas de los atentados de París del 13 de noviembre de 2015. Johannes Baus, alemán instalado en París, también estaba esa misma noche entre el público que coreaba las canciones de Eagles of Death Metal. Él perdió a Maud, con la que se había casado hace poco tiempo.

Floriane y Johannes se conocieron meses después. Ambos entendían bien el dolor del otro. Se enamoraron, se casaron en 2017 y poco después nació su hija Bérénice. Es la emocionante historia que ha relatado un reportero de Radio Canada.

Floriane y Johannes durante su entrevista a Radio-CanadaRADIO CANADA

“Cuando mi padre me dijo que Renaud había muerto, para mí fue el fin del mundo”, relata Floriane al periodista, al borde de las lágrima. Ambos habían crecido juntos y, de golpe, ella " tenía que aprender a vivir sola" . Decidió dar un cambio a su vida, dejar su empleo, mudarse. También entró en contacto con otras víctimas de los atentados, que compartían sus sensaciones a través de asociaciones y de grupos en redes sociales.

En uno de esos grupos, Johanes leyó una reflexión de Floriane. Era su misma historia y por eso decidió responderle. Poco a poco, fueron conociéndose. En octubre de 2017, se casaron. Ahora tienen una hija llamada Bérénice, un nombre de origen griego que quiere decir “portadora de victoria”. Porque esa niña significa que la vida acaba ganando. “Es una victoria sobre la vida. Una victoria sobre lo que hemos pasado. Una forma de continuar viviendo por ellos”, relata Floriane en el citado medio canadiense.

Estos dos supervivientes de la Sala Bataclan aún no han recibido la indemnización que les corresponde del Estado francés. Ambos tienen la impresión de que se debe a que no les consideran prioritarios ya que han rehecho sus vidas. “Como si el hecho de reconstruirme redujera el drama que he vivido”, dice Berenice. Según una estimación (de noviembre de 2018) del Fondo de Garantía para las Víctimas del Terrorismo, el total de las indemnizaciones para los afectados -física o psicológicamente- por los atentados de París se eleva hasta los 300 millones de euros. De esta cantidad, sólo 85 millones han llegado a sus destinatarios.

https://www.elmundo.es/internacional/2019/04/30/5cc811a2fc6c83de508b4615.html