'Bacha bazis', los niños afganos convertidos en juguetes sexuales

Afganistán, a punto de cumplirse una semana desde la ocupación talibán de la capital, Kabul, enfrenta estos días episodios de desesperación y confusión entre la población. Si ya se ponía el foco sobre las mujeres afganas por las numerosas restricciones de sus derechos tras la implantación de un régimen del terror, ahora también se teme por los ciudadanos que han colaborado con extranjeros, a los que los talibán han comenzado recientemente a perseguir.

Clarissa Ward, la corresponsal en Afganistán que planta cara a los talibanes
Clarissa Ward, la corresponsal en Afganistán que planta cara a los talibanes
Sin embargo, poca atención se ha prestado a uno de los colectivos más vulnerables ante esta situación: los menores. Durante años, los ‘bacha bazi’ han sido objeto de interés entre los hombres adinerados, quienes utilizan a estos niños de entre 10 y 18 años como guardianes, sirvientes, entretenimiento y juguetes sexuales. El aumento en el número de ‘bacha bazis’ durante la proclamación del Emirato Islámico de Afganistán a mediados de los 90 hace pensar que esta nueva ocupación talibán no será una excepción para la proliferación de la explotación infantil.

Niños de familias sin recursos, potenciales ‘bacha bazis’
Los ‘bacha bazis’ – cuyo significado se traduce al español como ‘jugar con niños’ – son menores de edad utilizados para entretener a hombres afganos de alto poder adquisitivo. Los pequeños, que pertenecen a familias pobres, son vendidos a estos poderosos hombres, quienes pasan a ser los dueños del infante.

De acuerdo a la organización War Child, la función de los menores es la de bailar vestidos como mujeres en celebraciones como bodas y fiestas. Pero, al terminar la noche, los pequeños en la mayoría de ocasiones no terminan con esta especie de danzas eróticas su labor. «Una vez se apaga la música, los chicos son generalmente abusados sexualmente por sus poseedores, quienes utilizan su poder para atraparles dentro de este círculo de abuso y trauma recurrente».

Tal y como se detalla en un informe de 2002 presentado por la Comisión Independiente de Derechos Humanos en Afganistán, entre los abusos se encuentran tanto violaciones como tocamientos de carácter sexual, en los que también pueden participar grupos de hombres. Los motivos que justifican que hoy continúen existiendo ‘bacha bazis’, según el informe, son las continuas crisis de carácter político, económico y social que atraviesa el país. Esta situación de inestabilidad favorece la pobreza, corrupción o falta de justicia que domina Afganistán.

Una práctica común y normalizada
Los ‘bacha bazis’ ven afectados sus derechos con esta práctica, al convertirse en objetos bajo la propiedad de hombres adultos y encontrarse a merced de los deseos – en muchos casos sexuales – de sus dueños. A todo ello se añade el agravante de que las víctimas de dichas violaciones son menores de edad, personas vulnerables e indefensas que no cuentan con la protección de sus familiares.

«Como la existencia de ‘bacha bazis’ se considera ‘la forma como siempre se han hecho las cosas’ en la cultura afgana, muchos hacen la vista gorda sobre la práctica o simplemente no son conscientes de que ello supone un abuso de los derechos humanos», aclaran desde War Child. Esta normalización ha supuesto enormes dificultades para poder hacer justicia y criminalizar la práctica. A ellos también han contribuido los sobornos de los explotadores a fiscales o jueces denunciados por la Comisión Independiente de Derechos Humanos en Afganistán en 2014

En 2017 se dio un simbólico paso al frente para combatir esta explotación hacia los niños afganos con la creación de un nuevo Código Penal. En él se establecía la protección de los más pequeños de abusos sexuales o el castigo por ejercer cualquier tipo de violencia contra los menores. No obstante, el número de ‘bacha bazis’ en el país no ha experimentado un decrecimiento con el paso del tiempo, sino que se llegó a observar incluso un aumento de la práctica poco tiempo después de su entrada en vigor.

Con la ocupación de los talibán y los habitantes del país cada vez más empobrecidos, los niños continuarán convirtiéndose en las perfectas monedas de cambio que faltan con asiduidad en las casas afganas.

4 Me gusta

Es lamentable, dan ganas de soltar una bomba h por ahí y aislar toda esa zona

He visto en algún lugar (Twitter o este foro), que los propios soldados o policías del ejército afgano, al llegar a algún lugar también pillan chicos para abusarlos y violarlos.

1 me gusta

Están normalizadas esas prácticas homosexuales? Me parece bastante raro y contradictorio con el coran.

3 Me gusta

SIP, es horroroso la situación que se vive ahí. Una pena por esos jóvenes

Excuse Me Reaction GIF by Mashable

3 Me gusta

En los países como Afghanistán, Irak, Lybia… Tienen completa repulsa a la homosexualidad, pero, las relaciones sexuales homosexuales son permitidas para dos casos

Personas adineradas sobretodo con niños (pagan mucho y el régimen mira para el otro lado)

Como castigo y humillación a algún enemigo:

Recordáis a Gaddafi?

Pues antes de ser asesinado (según la autopsia) había sido sodomizado

1 me gusta

Vaia, putos sobran, lo que faltan son financistas.

Pues estos sí que están a un paso entre el amor y el odio.

Y yo pensando que en occidente teníamos muchos locos, pero los de esa sociedad son mucho más enfermizos.

Una puntualizacion
La sodomizacion se suele dar con objetos y no con penes… Aunque a veces también sucede.

En el caso de Gaddafi fue con un palo y una metralleta.

Y viendo como quedó el palo, no me cabe duda de que se hombre iba a morir igualmente aunque no le hubieran pegado el tiro en la cabeza.

+18 foto del palo y del momento en que lo usaron

Sobra decir que lo rojo es sangre…

Son sus costumbres hombre, habrá que respetarlas (comentario progre sistemático)

3 Me gusta

vendidos? a ver si van a dar incluso más asco los padres que esa gente, aunque supongo que será tirarles cuatro duros a la cara después de secuestrarlos o eso espero

1 me gusta

Y los propios soldados americanos y todos los que estaban alli han hecho la vista gorda con los gerifaltes que tenian hasta hace 2 dias mandando en el pais.

2 Me gusta
2 Me gusta

¿Pero no decían que “a los maricones les espera la horca”? pues que vayan trenzando unas cuantas cuerdas…

En las sociedades tan absolutamente misóginas hay “homosexualidad” permitida, pero siempre con abuso de poder.
Lamentable en todas sus formas lo de esta gente.

4 Me gusta

El loophole es que si no es tu pene lo que insertas no cuentas como gay.

Para esos monstruos la lógica es que como no son mallores no son considerados hombres y entonces no cuenta como pecado

2 Me gusta

De hecho, yo he leído que los talibanes prohibieron esta práctica. Que si persiste es porque estaba arraigada, no porque los talibanes no la persiguieran, al menos oficialmente.

"Si lo hago con un chavalín, y soy el soplanucas en vez del muerdealmohadas, no cuenta como gay :angel: " es un clásico. Vamos, de Grecia clásica.

2 Me gusta