Asturias se queda sin Patrimonio de la Humanidad

El pasado de la Universidad Laboral no la hace merecedora de una candidatura para optar a ser declarada Patrimonio Mundial de la Unesco . Esa es al menos la opinión manifestada ayer por la alcaldesa, Ana González , después de que la Asociación de Antiguos Alumnos del centro anunciara su intención de pedir formalmente al Principado el inicio de los trámites para la búsqueda de ese reconocimiento. «Una cosa es la nostalgia que podamos tener de dónde se ha estudiado, sea el sitio que sea, y otra lo que es o fue ese edificio», respondió la regidora a una pregunta sobre si el Ayuntamiento estaría dispuesto a apoyar esa iniciativa. Añadió que la añoranza por «dónde hemos pasado la infancia o unas vacaciones» no puede «llevar a promover ciertas cosas que no podemos desvincular de lo que significó la construcción de la Universidad Laboral y su porqué».

Aunque González no estudió en la Universidad Laboral, el edificio sí se ha cruzado en dos ocasiones en su trayectoria profesional -dejando al margen su relación con el mismo durante su etapa como consejera de Cultura-. Su primer trabajo tras licenciarse en Filología Hispánica fue como profesora de español para extranjeros en cursos intensivos de un mes organizados en el marco de los Encuentros Internacionales de Cabueñes. Una etapa que, como ella misma destaca en su perfil oficial en la web del Ayuntamiento, aún recuerda «como una experiencia única, muy intensa, ya que durante ese mes alumnado y profesorado convivían en las instalaciones de internado que todavía había en la Laboral». Más recientemente, en 2011, formó parte de la plantilla docente del IES Universidad Laboral -concebido originalmente como Granja Agronómica y una de las primeras piezas del complejo que se puso en pie-, donde ejerció hasta el curso 2017-2018, con la única excepción de su paso por el Gobierno regional.

Pero la propuesta de los antiguos alumnos de buscar la distinción de la Unesco no se basa solo en sus recuerdos de infancia, sino en los valores arquitectónicos y culturales de esta construcción. «Cuanto uno visita en cualquier lugar restos romanos, lo que ve son ruinas, más o menos conservadas. Pero aquí tenemos una auténtica ciudad grecorromana, con el mejor estilo clásico, realizada con una enorme perfección y con el mérito de haberse levantado en pleno siglo XX», destacó su presidente, Jesús Merino. Puso como ejemplo «el indudable valor de su patio corintio. La gente que viene a visitar la Laboral cuando llega no se cree lo que está viendo». Y consideró que «Asturias debería sentirse muy orgullosa de tener este gran patrimonio aquí».

Precisamente para dar a conocer las cualidades de este complejo arquitectónico, la asociación prepara para la segunda quincena de abril un ciclo de conferencias en el Ateneo Jovellanos que pretende que sea «la antesala» de una petición oficial al Principado para el inicio del proceso para proponer la Universidad Laboral como aspirante a entrar en la lista del Patrimonio Mundial. El doctor en Historia del Arte Miguel Ángel Álvarez hablará sobre su contenido artístico, «que es enorme»; el abogado Viliulfo Díaz, que además fue rector de la Universidad Laboral, tratará sobre «la parte social, educativa y pedagógica que se ha desarrollado históricamente en este lugar»; y un representante aún por confirmar del Colegio Oficial de Arquitectos analizará el edificio desde el punto de vista de su valor arquitectónico.

Pero los antiguos alumnos no son los únicos que plantean la necesidad de que el edificio una a su declaración de Bien de Interés Cultural (desde 2016) el de Patrimonio de la Humanidad. El PP también ha registrado una iniciativa en este sentido para su debate en el Pleno de hoy, con la intención de que el Ayuntamiento inste a la Consejería de Cultura a poner en marcha un complejo proceso cuya primera parada sería la inclusión de la Laboral en la ‘lista indicativa’ que gestiona el Ministerio de Cultura y que equivale a un inventario nacional de bienes susceptibles de ser declarados Patrimonio Mundial en un futuro. Ciudadanos, Foro y Vox también se han mostrado favorables a apoyar este reconocimiento. Y aunque Podemos-Equo eludió avanzar cuál será hoy su voto, únicamente ha presentado enmiendas a un punto de la iniciativa de los populares referente a la elaboración de un plan de usos para los espacios que están infrautilizados, pero no ha puesto objeciones al apartado referente a la promoción del edificio para su entrada en la lista de la Unesco.

Con título o sin él, preocupan algunas partes del complejo. «Es urgente garantizar la conservación de la cúpula de la iglesia (cerrada al público por seguridad desde el 20 de enero), por el riesgo que presenta para la seguridad y por el peligro que hay de que perdamos una joya extraordinaria como esta, única de su género en el mundo», alertan los antiguos alumnos, que también urgen buscar usos para los espacios que aún siguen vacíos. «Que todo el edificio estuviera ocupado sería la mejor garantía para su mantenimiento», apuntó Jesús Merino. El diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé, que ayer se reunió con la asociación, consideró que «la situación del complejo es mejorable». Remarcó que «en España no hay otro edificio como este, y hay que ponerlo en valor. Podría tener réditos importantes a nivel cultural y económico».

1 me gusta