Así era el Newton MessagePad, el iPad de los ’90 que puso a Apple en ridículo

Los años noventa no fueron sencillos para Apple. Sin Steve Jobs, la empresa estaba tratando de hacerse un lugar más allá del mercado informático tradicional y eso daba lugar a la experimentación en otros ámbitos. Así fue como conocimos productos como el Macintosh TV, el híbrido entre consola de videojuegos y reproductor multimedia Apple Pippin, o la cámara fotográfica Apple QuickTake, entre muchos otros. Pero ninguno representa mejor esa época que el Newton MessagePad .

Durante años, el Newton MessagePad —o Newton a secas, para la mayoría— fue uno de los productos más reconocibles de Apple, pero por los motivos equivocados. Si bien el dispositivo estableció el concepto de PDA (Asistente Personal Digital) que después explotó de la mano de Palm, fue motivo de todo tipo de burlas. El dispositivo estaba repleto de bugs y no ofrecía ni siquiera una fracción de lo que prometía, al menos no con la calidad deseada.

El caso más notorio fue el software de reconocimiento de escritura a mano, su característica más innovadora. La tecnología no era lo suficientemente avanzada como para conseguir los resultados que Apple pretendía y promocionaba, y eso le valió ser ridiculizado hasta el hartazgo . Si hasta sirvió de inspiración para una de las escenas más recordadas de Los Simpson…

En años más recientes, y especialmente a raíz del éxito del iPhone y el iPad, la prensa y el público han comenzado a ver al Newton MessagePad desde una postura más positiva. Muchos consideran que el dispositivo de Apple se adelantó a su tiempo y que, pese a sus problemas técnicos y a ser un fracaso comercial, estableció las bases de lo que hoy vemos —mucho más refinado y mejor implementado, claro— en equipos con pantalla multitáctil, como smartphones y tablets.

¿El Newton MessagePad se adelantó a su tiempo?

Antes de continuar, vale aclarar una cuestión. El Newton MessagePad no fue un único dispositivo, sino una familia conformada por múltiples modelos lanzados en un período de tiempo muy breve. Después de todo, los PDA de Apple estuvieron en el mercado por solo cinco años . Sin embargo, en este artículo nos enfocaremos principalmente en la primera generación del gadget .

El Newton MessagePad original se presentó en sociedad en mayo de 1992 y logró lo que Apple pretendía: captar la atención del mundo. Sin embargo, no salió a la venta hasta el 2 de agosto de 1993. Y una vez que estuvo disponible en el mercado, no logró el éxito masivo que los californianos esperaban. Los motivos fueron varios, desde las fallas técnicas en características cruciales como el reconocimiento de escritura a mano, hasta su elevado precio.

Cuando el Newton llegó al público costaba nada menos que 900 dólares , lo que según las calculadoras de inflación equivaldría a unos 1.861 dólares actuales. Y lo que los usuarios obtenían a cambio era un cúmulo de grandes ideas pero con una ejecución deficiente. Para la escritura a mano, los usuarios tenían que “entrenar” al aparato según su forma de escribir, pero el proceso era engorroso y no funcionaba correctamente.

Las demás funciones estaban lejos de ser tan revolucionarias como se las planteaba. El Newton MessagePad servía como agenda, libreta de contactos, calculadora y bloc de notas. También permitía conectarse con faxes y con servicios de correo electrónico, con accesorios y servicios que se vendían por separado. Pero como la pantalla de 4,5 pulgadas no era retroiluminada, para usarlo era obligatorio contar con luz natural o artificial en el ambiente.

Apple Newton MessagePad

En sus entrañas, el dispositivo presentaba un microprocesador ARM 610 con una potencia de 20 MHz, 4 MB de memoria de solo lectura y 640 KB de RAM. Una función muy interesante del PDA es que permitía enviar datos entre dos Newton a través de un puerto infrarrojo . Esto no solo servía para compartir mensajes entre los equipos, sino también aplicaciones. Eso sí, los dispositivos debían estar en la misma habitación.

En cuanto a energía, la primera versión requería de cuatro baterías AAA que no brindaban demasiada autonomía y que también fue motivo de fuertes críticas.

Vale destacar que el software utilizado por el gadget era Newton OS , desarrollado completamente en C++; además, las aplicaciones se creaban en su propio lenguaje de desarrollo, llamado Newton Script. La tecnología de reconocimiento de escritura a mano fue creada por ParaGraph International, del ruso Stepan Pachikov, quien la licenció a Apple.

Pese a las burlas originales, la plataforma evolucionó favorablemente con cada actualización de software, especialmente con la versión 2.0 del SO que se lanzó en 1996. Sin embargo, para entonces ya era demasiado tarde.

Un proyecto complejo y traumático

John Sculley, por entonces CEO de Apple, tras presentar el Newton.

La idea tras el Newton MessagePad tuvo sus orígenes en la segunda mitad de los años 80. El ingeniero Steve Sakoman comenzó a trabajar en un proyecto secreto con el aval de Jean-Louis Gassée , quien oficiaba como vicepresidente de I+D de Apple. Apple requirió los servicios de AT&T para desarrollar el procesador que potenciaría el aparato, pero los resultados no fueron los esperados.

Los de Cupertino posteriormente descubrieron el trabajo de Acorn Computers, la firma británica detrás de la arquitectura ARM, e invirtieron 2.5 millones de dólares para potenciar su desarrollo. Larry Tesler , uno de los ejecutivos clave detrás del proyecto, publicó años más tarde al respecto:

Apple había pagado no uno, sino varios millones de dólares a AT&T por el procesador Hobbit. El Hobbit estaba plagado de errores, no se adaptaba a nuestros propósitos y era demasiado caro. Nos resistimos después de que AT&T exigió varios millones de dólares más en tarifas de desarrollo. En cambio, invertimos $2.5 millones en ARM, menos de lo que le habríamos pagado a AT&T.

Publicado por Larry Tesler en su sitio web (1999).

La jugada terminó siendo más que beneficiosa para Apple. Según Tesler, tras la salida de ARM a la bolsa en 1998, los de Cupertino embolsaron 800 millones de dólares; es decir, un retorno de inversión de más del 30.000% .

Pero volviendo al Newton MessagePad, Gassée y Sakoman abandonaron Apple en 1990 y el proyecto quedó a la deriva. En el medio, los de Cupertino decidieron crear una compañía aparte llamada General Magic , conformada por varios de los ingenieros que habían estado originalmente ligados al PDA. De esta manera podrían continuar con su trabajo puertas afuera, pero con los de la manzana manteniendo una porción de la empresa.

Sin embargo, Apple no canceló sus propios planes con el Newton, sino que decidió reorientarlos con Larry Tesler y Steve Capps a la cabeza. Esto terminó siendo motivo de conflicto, ya que los desarrolladores que se fueron a trabajar en la nueva compañía acusaron a Apple de haberlos traicionado cuando presentó el Newton en el CES de Chicago, en mayo de 1992. Este tema ha sido tratado en el documental General Magic que se lanzó en 2018.

Cuando John Sculley , por entonces CEO de Apple, mostró el Newton MessagePad en público, fue con un poco de trampa . Los dispositivos estaban conectados a unos Mac para la demostración, puesto que eran demasiado inestables para funcionar por su cuenta. Una nueva prueba se programó para el CES de Las Vegas de enero de 1993. Los de Cupertino pretendían que para entonces el PDA funcionara de forma completamente independiente y ello todavía requería de mucho trabajo.

El equipo a cargo de desarrollar el Newton MessagePad fue sometido a un nivel de presión extremo. Incluso se llegó a decir que el estrés de sus integrantes era comparable al sufrido durante el desarrollo del Macintosh, trabajando hasta 16 horas diarias. La situación llegó a un punto límite con el suicidio del ingeniero de software Ko Isono , en diciembre de 1992.

A partir del traumático suceso, Apple no solo comenzó a destinar más recursos humanos al proyecto, sino también asistencia psicológica a los trabajadores involucrados.

El Newton MessagePad fue un fracaso en ventas

Apple Newton MessagePad

Cuando el Newton MessagePad finalmente llegó al público en agosto de 1993, las ventas iniciales fueron buenas, pero no se sostuvieron. De acuerdo con Apple, en los primeros tres meses se comercializaron 50.000 unidades del PDA. No obstante, se estima que hasta su discontinuación se vendieron apenas 200.000 unidades , pese al lanzamiento de varias versiones con software y hardware optimizado.

La familia MessagePad quedó compuesta por siete integrantes. Al original se le sumaron las versiones 100, 110, 120, 130, 2000 y 2100, lanzadas entre 1994 y 1997. Además, los de Cupertino introdujeron el eMate 300 , un dispositivo plegable con teclado físico y Newton OS.

Por otra parte, vale mencionar que Apple también licenció su sistema operativo a terceros. Esto permitió que en la misma época se vean dispositivos similares de firmas como Sharp, Siemens y Motorola, entre otras, con el mismo software.

Pese a las mejoras introducidas con cada nueva generación, el Newton MessagePad nunca pudo despegarse de la mala fama de la versión original . Por ende, no sorprende que Steve Jobs haya decidido darlo de baja en su retorno a la compañía. Así, el PDA siguió la misma suerte del 20th Anniversary Macintosh y otros tantos productos que fueron cancelados por el fundador y CEO, en su plan para que Apple volviera a ser rentable.

Lo cierto es que el caso del Newton MessagePad es bastante peculiar. Y pese a haber sido un fracaso comercial, dejó su marca en Apple. Al punto tal que sus principales ingenieros y ejecutivos juraron no volver a ser el hazmerreír de la prensa o la industria . Así lo dejó en claro Nitin Ganatra, exdirector de ingeniería de la firma californiana, al hablar sobre el desarrollo de iOS y el iPhone:

“Todos en el equipo sabían que Apple había intentado lanzar un dispositivo táctil con el Newton, y la industria se había reído de ellos. Scott [Forstall] estaba muy concentrado en los puntos finos alrededor de la apariencia. Cuando lanzamos una aplicación, tenía que aparecer al instante. Cuando movía el pulgar hacia arriba o hacia abajo, el desplazamiento tenía que seguir su movimiento sin demoras”.

Nitin Ganatra a Fast Company (2013).

Por más que a Apple no le guste, el Newton MessagePad es parte de su historia y también merece ser recordado. Al menos sirve para reflejar una era en la que los de la manzana estaban lejos de convertirse en lo que son hoy , donde prácticamente todos los productos que lanzan son un éxito instantáneo.

2 Me gusta