¿Alguna vez habeis querido crear algun juego de rol?

Hola.

El motivo de éste hilo es por una cosa que he leído en uno de los hilos de este subforo, y es que un youtuber, Rolero, decidió crear un juego de rol propio, haciendo pruebas y lograr publicarlo a través de una editorial, lo cual tiene merito por varios factores: aparte de hacer un juego de rol apto para publicarse, que una editorial te lo publique en físico ya es milagroso hoy día.

Yo a veces he tenido tentativas de hacer algún juego de rol evitando caer en comparaciones y “plagios”, pero siempre hay cosas que me echaban para atrás, como enormes tablas de bonificaciones o desventajas, armas con sus mas y sus menos, razas… así como el tipo de ambientación. Un ejemplo: si decides hacer un juego de superhéroes, hay varios superpoderes que no puedes meter, ya que Marvel o DC te meten un aviso legal para que los quites, ya que varios superpoderes los tienen registrados para futuros juegos de rol o actualizaciones de los que ya tengan.

La pregunta es: ¿alguna vez os ha dado el “ramalazo” de hacer un juego de rol propio?

Comercialmente no, pero he creado sistemas de reglas para tres juegos: uno realista de mercenarios en la era moderna (para cuando te entran ganas de bombardear algún poblacho africano para quitarles los diamantes), otro para rolear en el universo de Final Fantasy Tactics (el de PSX/PSP), y hace un año más o menos estuve haciendo y probando otro de batallas espaciales basado en el juego de X-Wing de la Guerra de las Galaxias.

El de mercenarios y el de X-Wing estaban pensados para jugarlos en foro. Podría rescatarlos, pero el de mercenarios tendría que traducirlo al español y la temática sospecho que no es muy del agrado por aquí (es más táctico que rolero puro y duro), y el de X-Wing está como en fase Alfa (y también es posible que se disfrutara más en modo táctico que en modo rolero).

2 me gusta

Alguno que otro inventé en su momento, prácticamente siempre de ambientación medieval/fantasía. Casualmente en una temporada de aburrimiento estuve creando un sistema basado en Final Fantasy Tactics y Vandal Hearts. Tenía un sistema de profesiones similar al de Warhammer Fantasía 1ª edición, y se basaba en tiradas de 2d6, aplicando bonificaciones por atributos y habilidades, y tiradas abiertas frente a números de dificultad variable. Era muy sencillo, aunque testeándolo el combate tendía a hacerse largo (con tiradas comparadas de ataque y defensa, aplicando diferentes bonificadores, aunque siempre con 2d6). Ahí a medias se quedó.

Con un grupo de amigos, “creamos” un Fallout en papel y lápiz, tomando como base el Fallout original.

No nos quedo muy fino.

De pequeño un juego de rol de secret of Evermore, pero vaya, tampoco es algo que me halla planteado seriamente

Ahí tienes Donjon, con un “invéntatelo tú”

Sí, lo pensé.

Hace tiempo, en la uni, “creé” unos dibujillos de monigotes que se pegaban de ostias. Representaba asedios y un montón de mierdas así. Al final les llamamos “Los Warros” y @Desgarro hizo incluso algunos cómics parodiando a un amigo que siempre tiraba mal los hechizos de fuego en Warhammer excepto cuando los usaba para alguna tontería.

Al final se quedó todo en el aire, pero la mayor idea era que se puediese tener una clase de “Fracasado” en plan, “Mago fracasado”. Donde hacer magia de modo normal era medio imposible pero con ciertos resultados sonaba la flauta y te hacían el puto amo.

Algún día tengo que rebuscar en los cajones para recuperar esos dibujillos…

1 me gusta

Usando el sistema de reglas de World of Darkness llegamos a crear diversas ambientaciones muy alejadas del juego original. En nuestras últimas fases como jugadores de rol (ahora hace ya años que no jugamos) fuimos abandonando cada vez más cualquier tipo de ambientación fantástica o medieval y nos fuimos centrando en jugar en una realidad muy parecida a la nuestra, pero siempre con un ligero toque atípico. En la que luego llamamos “campaña en Roma”, un camionero de Almería, un estudiante de Erasmus de Zaragoza y un turista de Madrid se encontraban, por azar, en un motel de Roma durante una serie de atentados terroristas. Durante esos actos, el gobierno y los medios parecían desaparecer y una caótica anarquía iba dominando la ciudad.

Otra campaña con ambientación propia fue aquella en la que los personajes se descubrían con cierta capacidad mágica, pero que su uso implicaba unos efectos brutales de lo que vendría a ser algo semejante a la Paradoja en Mago La Ascensión. Esos efectos podían ser desde desencadenar un brutal huracán en el otro hemisferio, hasta provocar suicidios en masa; sólo por haber realizado un pequeño hechizo de trasmutación. El carácter dramático de la partida obligaba a tomar decisiones muy cuestionables moralmente, con un peso enorme en la consciencia del personaje.

También hubo campañas en las que simplemente eramos humanos haciendo cosas de humanos en una sociedad de humanos, sin magia, ni fantasía, ni grandes desastres. Por aquel entonces todos nos interesábamos mucho por el teatro, de una manera u otra, y buscábamos la forma de dotar a las partidas del mayor grado de interpretación, hurgando en las opciones reales de un personaje ante situaciones más o menos cotidianas en un contexto rolero.

Qué gran época fue aquella del rol y qué pena que acabara disolviéndose en nuestro círculo. Nunca he vuelto a ver un rol tan centrado en la búsqueda del personaje y su interpretación; ni otros grupos, ni en partidas por youtube relativamente profesionales, ni en cualquier otro sitio. Aquello era Stanislavski puro aplicado al rol.

Me acuerdo que cuanto tenía entre 8 y 12 años me encantaba inventarme juegos que vistos ahora, podrían considerarse ““de rol””, con muchas comillas porque lo más parecido al rol que había visto (digo visto porque ni siquiera jugado :joy:) era el Pokemon de la GameBoy.

Cogía unos cuantos folios y dibujaba mapas, fichas de personajes, guiones para diálogos, reglas para movimientos y combates. Lógicamente si lo ves ahora es muy muy burdo, nunca he sabido dibujar ni lo más básico, no tenía la más mínima experiencia y ni siquiera sabía lo que era un juego de rol. Pero el mayor defecto de todos era que la única jugadora era mi hermana, que todavía era más pequeña que yo y se cansaba rápido de las cosas, así que ninguno duró más de 4 o 5 partidas :rofl: Pero bueno, yo me lo pasaba bien haciéndolos.