Algo está cambiando, al fin, en las actualizaciones de Android

Si hay una crítica histórica a Android, es la de su fragmentación. Por diversos motivos, el sistema operativo móvil de Google nunca ha brillado por la rapidez con la que llegan las actualizaciones a los dispositivos. Pero algo está cambiando con Android 10.

El proceso ya se registró con Android 9, pero ahora se acentúa todavía más. Básicamente, si Android 9 Pie duplicaba la velocidad con la que se añadían nuevos dispositivos a esta versión, Android 10 acentúa esta tendencia .

Como vemos en la gráfica de adopción más abajo, no se trata simplemente de un aumento de la velocidad de dispositivos sobre la versión previa –la pendiente es similar–, sino que la última actualización se está desplegando de una forma más efectiva y desde antes.

Más dispositivos con Android 10, más rápido

Esto se debe, según explica la propia Google, a las novedades que se han implementado para facilitar la actualización tanto a los fabricantes como a los usuarios. La principal es Project Treble, presentada hace ahora tres años con Android 8 Oreo. Esta, según explican los desarrolladores de Android, ya supuso una mejora en la adopción de Android 9 Pie de hasta un 150%.

Con Android 9 llegó otra característica, menos conocida, pero también efectiva. Se trata de las imágenes genéricas del sistema o GSIs. Estas permiten testear la compatibilidad de las aplicaciones en dispositivos reales, simplemente instalando estas imágenes sin personalización de ningún tipo. No es necesario, por supuesto, mantenerlas en estas versiones. Google afirma que esto ha incrementado la adopción de Android 10 en hasta otro 50% respecto a Android 9, junto al programa de betas.

Android Developers

Asimismo, el pasado año se presentaba en el Google I/O Project Mainline . Con esta característica, las actualizaciones de seguridad comienzan a llegar directamente desde Google Play, por lo que no es necesario esperar a que el fabricante decida adaptarla a cada dispositivo… si es que decide hacerlo.

Estas cifras se refieren a los dispositivos que se lanzan con las aplicaciones de Google y Google Play preinstalado. Por tanto, de ellas se excluyen los dispositivos con Android 10 pero que, como el Mate 30 Pro que vemos en la imagen que ilustra este artículo, se distribuyen al margen del ecosistema de Google. Por esto mismo, en los cerca de 300 días que se representan, los 400 millones de dispositivos –1.3 millones al día–, excluyen a los distribuidos en China.

Asimismo, se espera que esta velocidad no haga otra cosa que aumentar, a medida que más terminales de la base adoptada se encuentren en versiones más recientes. Las betas –Developer Preview– de Android 11 llegan a nada menos que 13 dispositivos. Android 11 incorpora 9 componentes extra que pueden ser actualizados a través de Google Play –para un total de 23–. Además, un nuevo sistema permite al sistema actualizarse mientras está siendo utilizado, para favorecer que los usuarios lo hagan.

2 Me gusta

Yo no tengo problema con eso, tengo Android one

Los que quieran capas de mierda, es lo que tiene

1 me gusta