Al-Andalus no dejó rastro en la genética del sur de España

Almerienses, granadinos y malagueños tienen tanto de africanos como los gallegos o castellanos. A pesar de la larga presencia árabe y norteafricana en esta porción de España, un estudio genético muestra ahora que su huella genética en el sur apenas ha pervivido. Ni siquiera hay diferencias genéticas significativas con otros pueblos europeos.

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han analizado el ADN del cromosoma Y, de transmisión patrilineal y presente solo en los varones, de casi 150 andaluces de las provincias de Almería, Granada y Málaga. Junto a porciones limítrofes, formaron el grueso del reino nazarí de Granada, la última entidad política musulmana española hasta la derrota de Boabdil en 1492. Sería de esperar que allí donde se mantuvo la presencia árabe y norteafricana más tiempo, su huella genética fuera mayor.

“Pero el legado genético norteafricano en esta zona es igual al de otras regiones de España, incluso menor que en algunas, como en partes aisladas de Galicia”, explica la investigadora del Laboratorio de Identificación Genética de la UGR y coautora del estudio María Saiz. La lógica de la historia induce a pensar que debería de haber un gradiente norte-sur de la huella genética norteafricana en la geografía española que fuera casi en paralelo al avance cristiano. Sin embargo, este trabajo muestra lo contrario, con un peso genético africano en el sur que igual o es inferior al observado en el norte en otros estudios.

La investigación, publicada en Scientific Reports, desvela que el haplogrupo (variaciones genéticas que permiten determinar el posible origen geográfico) más común en la muestra también está presente en hasta el 70% de los europeos, en particular en los del sur y el este de Europa. De hecho, la distancia genética con italianos, croatas, serbios o griegos es mínima. El segundo haplogrupo más frecuente es el E1b1b1, presente en el 11% de los analizados. Dentro de él, el 4,79% portan un subhaplogrupo (E1b1b1b) que llevan más del 80% de los marroquíes de origen bereber. Pero es un porcentaje que se había encontrado ya en otras poblaciones de España.

“La presencia de haplogrupos típicamente africanos en la población de Granada, Málaga y Almería no es significativa cuando se compara con las frecuencias de estos en poblaciones europeas, tanto mediterráneas como del norte de Europa”, explica Saiz.

Los autores de la investigación intentaron relacionar genética con antroponimia. Como el cromosoma Y, en España el apellido también se transmite de padres a hijos. Así que buscaron una conexión entre los 108 apellidos de la muestra (alguno se repetía) y su haplogrupo. La mayoría de ellos eran de origen castellano, pero no encontraron una vinculación clara. Por ejemplo, quienes compartían apellido y no tenían relación de parentesco, mostraron una distancia genética similar entre ellos que la que tenían con otros de los estudiados. De los seis apellidos de origen árabe, solo uno identificaba a una persona con ancestros de la península arábiga.

La porción musulmana de lo que sería España aguantó en el sur de la península ibérica al menos 300 años al avance de los reinos cristianos. Pero ese tiempo extra no ha dejado rastro extra. Aunque los autores del estudio son genetistas y no historiadores, creen que una posible explicación a estos resultados podría estar en la expulsión de los moriscos.

En el contexto de la intolerancia religiosa de la época, la rebelión de Las Alpujarras (1568-1571), provocó la dispersión de los rebeldes granadinos por el resto de Castilla. Además, preparó el terreno para que Felipe III ordenara la expulsión de todos los moriscos a comienzos del siglo XVII. Aunque la mayoría salieron de los reinos de Valencia y de Aragón, aquella dispersión previa y la repoblación con gentes de otras partes del reino, en palabras de Saiz, “borró aún más el legado genético norteafricano en el sur”.

2 Me gusta

Confirma lo que ya se sabía: los almorávides se mataron a pajas.

10 Me gusta

Buena noticia, bordamos la Reconquista :ok_hand:

9 Me gusta

Lo que siempre se supo porque la mayoría de la población andalusí ya era la gente que vivía en la península antes :man_shrugging:

12 Me gusta

Madre mia, ya solo nos podran llamar gandules a los del sur, bueno, y malhablados.

Tengo yo más de vikingo que de moro.

1 me gusta

Es que la población árabe o norteafricana durante la presencia musulmana era mínima, si ni siquiera los visigodos fueron muy abundantes con respecto al conjunto de la población de la península.

Control político no tiene por que corresponder con control demográfico.

7 Me gusta

Es que ya en aquella época la gente era reacia a mezclarse con moros, justo hace poco leí algo sobre ese tema. No se mezclaron mucho, que digamos.
Tanto que hablan de una etapa de paz entre las tres culturas y blablablaaa la realidad era que cada oveja con su pareja.
Y a ver, que sí, que algunas mezclas habría seguro pero no tan significativas como para que perdurara hasta hoy día.

2 Me gusta

Esa gente sí que sabía hacer las cosas.

Una cosa no quita la otra. De hecho diría que lo habitual históricamente en muchos casos similares es que cada comunidad tenga su espacio y aquí paz y después gloria. Lo que pasa es que tenemos casos muy mediáticos y actuales como el de Israel que no sucede así y nos parece sorprendente que en el pasado consiguieran estar en convivencia (hay ejemplos actuales de convivencia relativamente pacífica, sin mezclarse demasiado eso sí, como en Egipto entre musulmanes y coptos).

Bueno Laverne, la mayoría musulmana existió por que muchos cristianos nativos se convirtieron al islam, ¿más debido a querer huir del impuesto que se aplicaba a los infieles? Pues lo más seguro.

No estoy hablando de eso.
Lo que digo es que no solían mezclarse con los árabes y tener mucha descendencia mestiza, por eso en la actualidad el rastro es insignificante en comparación con lo que cabría esperar.

Esto ya se sabía desde hace años eh. En todo caso lo han re-confirmado

4 Me gusta

Ya no hará falta que me duche tanto.

1 me gusta

Eres consolero, debes hacerlo mas que nunca

1 me gusta

Y los que tenemos pelopolla que?

No tienes de nada.

La gente no se mezclaba porque si eran de diferente religión estaba prohibido…excepto si eras el emir o el califa, que entonces daba igual porque de ahí sale Abderramán III que era rubio de ojos azules porque su madre era de Navarra y se teñía la barba para parecer más árabe XD

1 me gusta

Es porque soy muy blanquito, no soy rubio ni nada de eso jajaja