A colación de los diálogos (cada vez más) ininteligibles de las películas

No eres tú, son ellos: los diálogos de las películas cada vez se escuchan peor y hay una explicación

Albert Sanchis7 Diciembre 2021

Hace unos días, tuve una sensación extraña cuando veía la película Roma , de Alfonso Cuarón. No entendía bien los diálogos. Y no es porque fueran en español de México —el idioma original— sino por cómo estaba diseñado el sonido para la película. Investigando acerca de ello, me he dado cuenta que no soy el único que ha experimentado esto. Y hay quien incluso tiene que activar los subtítulos alguna vez para no perderse nada importante de la trama. De hecho, el periodista Bean Pearson ha estado estudiando el fenómeno y ha dado con algunas respuestas, muchas de ellas curiosísimas.

En realidad, es una acumulación de problemas que se han exacerbado en los últimos 10 años, tiempo en el que la comunidad cinematográfica está notando que el diálogo es cada vez más difícil de entender.

Es una elección premeditada Cuando se trata de la ininteligibilidad del diálogo, solo podemos hablar de un hombre: Christopher Nolan. El director de Tenet , Interstellar o El caballero oscuro usa su poder para asegurarse de que sus películas traspasen los límites del diseño de sonido, lo que a menudo resulta en escenas en las que el público literalmente no puede entender lo que dicen sus personajes. Y no solo el público tiene problemas con algunas de sus películas: el director incluso ha revelado que otros cineastas se le han quejado de este tema en sus películas.

Donald Sylvester, ganador de un Oscar por su trabajo en Ford v Ferrari, explicaba: “Creo que Nolan lo usa ya como su insignia. No creo que le importe”. Thomas Curley, también ganador de un Oscar como mezclador en Whiplash , también ha visto este tipo de mentalidad en acción. “No todo tiene un sonido cinematográfico muy nítido en la vida real, y creo que algunas de estas personas están tratando de replicarlo”. En el caso de Alejandro González Iñárritu, hizo una película ( Biutiful ) donde todos los diálogos eran muy sucios. Cuando le preguntaron a su diseñador de sonido sobre el tema dijo que la razón era porque la situación era tan terrible en la vida del personaje que ayudaba a crear una sensación de depresión.

Interstellar.

Está en la actuación. Todos lo sabemos, Tom Hardy ocupa una posición única en la actuación cinematográfica, habiendo desarrollado un estilo que con frecuencia es tan indescifrable que es como si desafiara a la audiencia a que se inclinara para entender lo que está diciendo. Pero, ¿qué pasa con los actores que no están en ese nivel de inteligibilidad? “Es una elección personal para ellos. Nuestro trabajo es grabarlos tan bien como podamos”, explicaba Curley. Cuando los actores adoptan ese estilo más naturalista, es aún más difícil para el mezclador capturar un sonido de calidad.

Pero los estilos de actuación han cambiado tan drásticamente a lo largo de los años que se ha vuelto mucho más difícil capturar un gran sonido en el set. Karen Baker Landers, quien trabajó en Gladiator o Skyfall , entre otros, tiene su propio término para denominarlo: “Murmurar, jadear, yo lo llamo un tipo de actuación consciente de sí mismo, es muy frustrante. Yo diría que muchos de los actores más jóvenes han adoptado ese estilo. Y creo que la responsabilidad también recae en los directores de decir: ‘No entiendo una palabra de lo que estás diciendo’”.

No se respeta en los sets. Otro ingrediente de este crucigrama es cómo se trata al equipo de sonido durante el proceso de filmación. Muchos afirman no recibir el respeto que necesitan para colocar el micrófono donde debe estar para capturar el sonido con claridad. Eso se debe a que a medida que las películas han madurado en los últimos 15 años, se han vuelto más emocionantes visualmente. Debido a eso, es menos probable que te permitan colocar ese micrófono justo donde está el actor, porque probablemente va a dejar caer una sombra al estar frente a una luz. Así que [las imágenes] han tenido prioridad sobre lo que escuchamos.

Sylvester está de acuerdo en eso. “Si el chico del sonido dice: ‘¿Puedes conseguirme una toma más?’, le dicen 'No, estamos terminando. Lo arreglaremos en la postproducción”’. Y claro, menos tiempo en el set puede tener un efecto negativo en los equipos de sonido.

Whiplash.

Tecnología. Un profesional del sonido de Hollywood que desea permanecer en el anonimato señalaba en aquella entrevista con el periodista Bean Pearson que la evolución de la tecnología es un ingrediente clave. “La razón por la que la gente no recuerda haber tenido estos mismos problemas de audio con películas más antiguas es que ahora tenemos más: más pistas, más opciones, por lo tanto más esperadas y solicitadas a los editores de sonido. Si escuchas Cuatro bodas y un funeral , entenderás cada palabra. Desde entonces, se han incluido cantidad de pistas y presupuesto limitados. Y este es el resultado que tiene”.

También señalaba lo que ven como un aumento en la cantidad de música en las películas modernas en comparación con las películas más antiguas, lamentando la excesiva dependencia de los directores de la música para “empujar la acción” al público y la forma en que la música y el diálogo se ven obligados a luchar por el protagonismo en la mezcla.

Familiaridad de los creadores . Pero cuando una película llega a la posproducción, los editores incluso pueden verse afectados por algo que algunos denominan “escucha pasiva” o “familiaridad”. Cuando los creadores llevan a cabo una película durante mucho tiempo se acaban familiarizando con el mal sonido hasta el punto en que ya no lo consideran un problema. Ya no están escuchando de manera crítica como deberían. Porque, de hecho, nos están centrando en si la audiencia está obteniendo o no la información que necesita (ellos ya saben cuál es, han lidiado con ella durante meses).

Las salas te la pueden jugar. Además, existe un abismo de calidad que a veces se abre entre cómo suena una película en las etapas de mezcla y cómo puede sonar cuando se reproduce en un cine. Mark Mangini, responsable de sonido de Mad Max: Fury Road , lo resume así: “Lo mezclas a tu nivel en la sala de mezclas y, en teoría, se supone que es el mismo nivel que se representa en las salas de cine en los procesadores Dolby Cinema, por lo que te fías da una traducción exacta, aproximada, de lo que lo he hecho en el escenario de mezclas”.

Cuando los profesionales del sonido se encuentran con esos asombrosos niveles de diferencia entre el estudio y las salas puede haber un cisma sobre la mejor manera de avanzar: "Vas a tener algunas personas en el estudio que quieran subir —ese volumen más alto que el estándar de 7— para compensar el hecho de que los cines están poniéndolo bajo. Pero si haces eso, cuando vayas a los cines que están calibrados correctamente, vas a romper el cine con tanto ruido.

Cines.

En streaming . Mezclar el sonido para cines puede ser difícil, pero mezclarlo específicamente para streaming tiene sus propios desafíos. De hecho, se hace una mezcla separada para ello. Y surge otro gran problema: la compresión. Muy a menudo, el audio transmitido es una versión comprimida y peor que en un Blu-ray. En ese sistema, si seleccionas 7.1, tendrás una fidelidad total, tal como vino del estudio de mezcla. Pero de lo contrario, es más común que en streaming, como Netflix o HBO obtengas una versión degradada que ni siquiera los creadores aprueban.

¿Cómo lo solucionamos? Por lo que parece, este problema requerirá un enfoque múltiple. Como dice Pearson tras su investigación, uno de los aspectos implica educar a las personas sobre la importancia del sonido, desde los ejecutivos de estudio hasta los propios cineastas: “Hay mucha gente que no prioriza el sonido. Saben que necesitan tenerlo, pero no necesariamente piensan en ello de una manera muy creativa y no les gusta molestarse mucho con ello”.

Irónicamente, esa falta de comprensión de cómo funciona el sonido se filtra hasta que el público, literalmente, no puede entender lo que dicen los personajes en la pantalla. Quizás si los procesos de capturar, crear y dar forma a un gran sonido se entendieran mejor en toda la industria, se podrían implementar pasos sustanciales para mejorar.

2 Me gusta

Pues si se quejan de las pelis yanquis, que se pongan una puta peli española, que se van a enterar, ahora mismo recuerdo la de El Hoyo (¿era así?) en la que directamente NO ENTENDÍA ABSOLUTAMENTE NADA de lo que decían los actores, y cuando digo nada, es nada, alucinante.

Porque las yanquis las ves dobladas en una pista aparte. Pero ellos también se van quejando. Una de Nolan en VO no se debe entender una mierda.

¿Esto explica porqué tengo que ver La Casa de Papel con subtítulos a pesar de que sea una serie española?

5 Me gusta

Id comprando sietes punto uno, barras y auriculares que estos pasan de currarse un sonido nítido igualmente xD

2 Me gusta

Puede ser uno de los motivos
Cosa que no pasa si ves por ejemplo “Los Santos Inocentes” o cualquier producción española de los 70-80.

Yo creo que lo de La Casa de Papel es más bien que más de la mitad del reparto necesita un logopeda urgentemente, por eso.

1 me gusta

Eso significaría que los actores de “El Pico” y “El Pico 2” tienen una dicción perfecta. Y va a ser que no ya que eran yonkis reales. Es por las pistas y el diseño de sonido. En el artículo lo explican perfecto.

No sé que pelis son esas de El Pico, pero en La Casa de Papel cuando sale un personaje interpretado por un actor que sabe vocalizar como el Profesor o Berlín se les entiende perfectamente, el problema viene cuando llegan personajes como Denver o Río o básicamente la mayoría que hablan comiéndose letras y juntando palabras y susurrando y no se les entiende ni para atrás.

Eso es otro de los motivos. Y te explican el caso de Tom Hardy, al que se le entiende más bien poco en las películas debido a su forma de actuar (aquí entraría Matthew McConaughey) en contraposición por ejemplo a Kiefer Sutherland (su papel en Phone Booth (Llamada Perdida) no es casual).

2 Me gusta

Las nuevas generaciones de actores. Ya se ha visto a algún veterano como José Sacristán quejarse de la dicción de muchos actores jóvenes, que hablan como si tuviesen una polla en la boca.

3 Me gusta

Aquí lo explica :ok_hand:t2:

1 me gusta

Pues mira, sin coña, pero es así, a la mayoría de actores que se le entienden como Profesor, Berlín, Tamayo, Arturo… Todos tienen una edad, de los más jóvenes no se entiende a ninguno casi.

2 Me gusta

Bueno, eso es una de las muchas explicaciones. Otra puede ser la simple falta de talento, y venda más un Mario Casas que haga mojar bragas que otro tío que actúe y hable mejor.

1 me gusta

Al final son una serie de circunstancias que hacen que el sonido no salga “limpio”. Y cada vez va a peor porque todos acabamos por “acostumbrarnos” a ese sonido y lo que veríamos raro sería lo contrario.

Antes de entrar en el post estaba justo pensando en las películas de Iñarritu y en Tom Hardy. En Iñarritu desde siempre, cuando vi Amores Perros me costaba una barbaridad entender un sonido tan sucio ( en el cine, nada de los altavoces de la TV), sobre todo en exteriores con más sonido ambiente, y a Hardy por vocalización, porque da la casualidad que estuve viendo Venom 2 en VO antes de ayer y me costaba media vida entenderle ( normalmente suelo entender los actores en vo sin leer subtítulos pero es que me resultaba casi imposible con Hardy).

Combo breaker si sumas a ambos, coges el renacido de Iñarritu y metes a Hardy ( por cierto papelón) y olvídate siquiera de intentar entenderlo. Entendias a Di Caprio nítido y cristalino, incluso teniendo la garganta atravesada por la garra de un oso, y luego la contrarréplica de Hardy un burruño como si tuviera alguna parálisis lingual.

3 Me gusta

Yo lo tengo que poner muy fuerte y a veces retroceder para entender que se dijo :joy:

1 me gusta