4~~CONCURSO DE RELATOS: Puntuaciones y comentarios - Tenemos ganador!

En un par de horas :rofl:.

1 me gusta

Cuales son los títulos que quedan para comentar? me he levantado con la cabeza en disrupción hoy :man_facepalming:

El reloj de bronce que fue microrelato fuera de concurso y Rickard y Daimiel, el de los ángeles y demonios.

1 me gusta

Los de fuera de concurso no me los leí. Estaba muy vago.

1 me gusta

Espera que te comparto XD.

No hace falta ni que entres al enlace, ya se lee completo XD.

Bueno, pues como siempre, aquí no comenta ni el tato, ni para decir me gusta/no me gusta.

Gracias a @DrPingas, @Tarquin, @Isolee y @guetto_spirit por comentar el relato. Dejo la sala de partas y me voy cual Lucky Luke allá por donde se pone el sol.


El Reloj de Bronce, de Fulgencio Rosales

-Tipo/Resumen: Cancioncita patético humorística

-Comentario / Sala de Partos: Como de costumbre, no tengo ni idea de lo que pensará la gente de ésto. Supongo que a algunos les parecerá una tontería, y a otros (a mí) les parecerá de un patetismo encantador. ;] Me gusta porque además no creo que haya nada que le sobre ni le falta, y me veo incapaz de hacer más en 78 palabras planteando una trama y hasta un tema. Tardé dos segundos en pensar la historia, seis en pasarla de la cabeza a letras de ordenador (no hizo falta luego modificar nada. Tiene un ritmo tan marcado que ya me la sé de memoria), y luego horas y más horas buscando el título perfecto, que no llegué a encontrar por otra parte. :]

Este fue el segundo micorrelato que escribía en mi vida. El relato tiene 75 palabras (+3 del título) y no necesitaba ni una más para contar la historia, aunque hay parte de la historia que no está contenida en el relato y que dejo a la imaginación del lector, ahorrándome las palabras así. ;)) Para aclarar las intenciones, no hace falta más que comentar los títulos que barajé. En primera instancia se llamaba Un nuevo comienzo, aunque ese nunca pretendió ser más que un título provisional. La primera idea, que aclara mucho, fue titularlo Emancipación a los 40, que era un título que quedaba perfecto pero que revelaba demasiado. No quizás lo de que haya matado a su madre, pero sí que es una madre y no una esposa por ejemplo. Tras descartar ese, se me ocurrió la idea de poner el objeto del crimen como título, pero tenía que ser algo que no pareciera de primeras un objeto del crimen. Así surgieron alternativas como “El Reloj de Bronce”, “La estatua de bronce”, “La figurita de bronce”, “Tijeras”, “Telefonazo”, el muy poético “Aquel reloj de bronce que no volverá ya a dar las horas” o el algo pasado de rosca “Con la cabeza en otro sitio”. %] Le di muchas vueltas a la cabeza durante días pensando en el título. A ser posible tenía que ser del tipo “¿Y por qué narices se titula este microrrelato así?”, hasta llegar al final y que entonces te dieras cuenta de lo que significaba el título, que no era otra cosa que el objeto contundente con el que el protagonista ha matado a su madre. La idea es que le ha pegado repetidas veces con él, pero eso te lo tienes que imaginar.

También te tienes que imaginar que el protagonista no es un niño sino un hombre hecho y derecho que todavía vivía en la casa de su madre. Si el microrrelato se lee con la entonación y el ritmo adecuados tiene bastante gracia, en serio, aunque tiene que gustar este tipo de humor negro festivo mezclado con el patetismo del personaje, que sueña con montar fiestas, invitar a los amigotes y liarse al fin con tías cuando la realidad es que no tiene ni amigos ni amigas ni seguramente posibilidad de futuro. Sueña con la libertad y la independencia y el poder hacer lo que quiera, pero su primera prioridad es quién le va a hacer la comida ahora que su madre, a la que acaba de asesinar, ya no está. Nada se dice en el relato tampoco sobre por qué la mata. Hace unas décadas, quizás por reflejos de películas como Psicosis o Carrie, podríamos pensar en una madre posesiva y severa que ha traumatizado al hijo-garrapata, pero aquí nada hace pensar en algo parecido. Más bien al revés, no es el problema sino la tabla de salvación para que el hijo, sin trabajo, sin expectativas, sin habilidades para vivir por sí solo en el mundo exterior, no esté viviendo debajo de un puente. Los hijos mantenidos por sus padres toda la vida, la soledad, la dependencia… he querido jugar con el triste patetismo de todo ello de una forma irónico-festiva mostrando un reflejo incómodo de nuestra naturaleza humana.

PD: Este relato demuestra fehacientemente por qué yo al menos sí que cuento las palabras del título dentro del número de palabras totales del relato. ;PP

3 Me gusta

Luego pones el mío a ver.

A mí me salen 4 del título :thinking:

Sí, los comentarios al tuyo son los siguientes.

1 me gusta

Bien, en los comentarios se me olvidó poner que no sabía por qué iba el título, ya me he enterado :rofl:

Yo casi que me alegro que este relato fuera un FdC. Porque me ha gustado mucho, está completo y entra totalmente en la temática… pero es tiene 75 palabras y no sabría cómo darle puntos. Está en una categoría diferente a los demás y compararlos es complicado para un humilde servidor. Pero creo que le habría caído algún punto, casi seguro.

También se podrían hacer torneos de microrelatos.

O de nanorelatos

1 me gusta

Estaría divertido seguro.

LA CIUDAD SITIADA DE SEÑOR X

Comentarios de Eileen

7.La Ciudad Sitiada, de Señor X

-Apreciación sobre el título: Vale, está bien. Un título ha de cumplir dos actividades principales. Ha de servir para poder identificar-recordar el relato, y eso este título lo cumple claramente. Y ha de “representar” lo que se cuenta en el relato. Y a nivel argumental de historia, también lo cumple, así que bien.

-¿Cumple normas? Sí. Crímenes de guerra. Frías ejecuciones. Bueno, desde el punto de vista del general (y, a la postre, del resto del ejercito), no ha habido ningún crimen. Pero como la que lo juzga soy yo, entonces sí que hay crímenes. Y el relato tiene 1921 palabras, título incluido. ¿Estará ambientado en 1918 o 1921, igual que el número de palabras? Nah, será una coincidencia. En todo caso, ¿cumple las reglas? Rotundamente sí. Quizás con lo del tema del crimen se podía esperar más relatos detectivescos, asesinos psicópatas o cosas por el estilo, pero los crímenes son de miras amplias y se pueden colar por cualquier sitio.

-Número de víctimas: Miles. Pero, que se vean, creo que ocho. Dos hombres en la primera tanda (ahorcados), cinco personas en la segunda llegada (padre, madre y tres hijos pequeños). Y luego el oficial que se ahorca (o lo ahorcan. Pero se supone que se suicida). Así pues: ocho víctimas visibles, muchas más invisibles.

-Historia/Estilo: Esta es la historia de un asedio, de un general que sigue la cruel (i)lógica de la guerra, y de un joven oficial que la cuestiona pero ha de rendirse a ella y cumplir las órdenes. Narrada en tercera persona, el relato tiene una estructura de cuento tradicional. Consta de una introducción que nos sirve para delimitar de forma certera el escenario y la situación, tras lo cual empieza el meollo de la historia. Luego, como en los cuentos tradicionales, vienen los dos (o tres) encuentros que siguen una estructura clavada: llega un grupo de personas (dos desertores la primera vez), una familia la segunda vez. El oficial les acoge, el general le reprende y les ordena ahorcarlos, y el oficial obedece compungido. La crueldad y el horror deshumanizante vencen, y al oficial sólo le quedan dos caminos: o unirse a aquello que sabe que está mal y detesta (como al final se ve que ha consumido al resto de los soldados, siguiendo las enseñanzas del General) o no aceptarlo, no encontrando para ello otro camino que la muerte, suicidándose. El relato termina en clave pesimista, no ya tanto por la muerte del Oficial, sino por la crueldad, la locura y la sinrazón de la guerra. No sólo el General, que ya sabemos que es un cabronazo, no se siente compungido ni afectado por el suicidio del joven Oficial, no le sirve para reflexionar ni nada que nos pueda dar algo de solaz. Al reves, se cabrea enormemente porque ha desertado. Esto representa la locura que le ciega y que representa también a la guerra. Pero lo peor viene después, cuando vemos que el resto del ejercito tampoco siente remordimiento ni pena alguna. Ya la escena anterior era bastante atroz, con los soldados entrando al pueblo fantasma, seguramente repleto de cadáveres a su alrededor, emborrachándose, follando con prostitutas, etc. sino que al ver al oficial que se ha ahorcado por no soportar lo que ve y lo que ha hecho, se tronchan de la risa. Desalentador. Atroz.

He apuntuado estas tres cosas que me han llamado la atención mientras iba leyendo el relato para no olvidarme luego: “como decíamos, pensamiento en primera persona. ¿De dónde salen las rameras?”. %]

“Como decíamos” se repite dos veces en la historia e incide en la forma de cuento tradicional o de historia que tiene el relato.

El “pensamiento en primera persona” se refiere a la transición que hay en dos momentos partículares del relato de la tercera a la primera persona. Casi todo el relato está contado por el narrador en tercera persona, pero en dos ocasiones transiciona con elegancia y habilidad a los pensamientos del General pasando a primera persona. Es algo que me gusta y que yo también hago de vez en cuando. Es curioso su uso aquí porque no tenemos ese acceso a los pensamientos del buen Oficial, que es el personaje principal a quien sigue la historia, sino a los pensamientos del General. La primera vez, pueden resultar crueles, pero al mismo tiempo son comprensibles dentro de lo que es una guerra, las cuestiones marciales y todo eso. Puede ser cruel pero entra dentro de lo que podemos entender como la “locura de lo que es la guerra”. Entra dentro de la lógica de la guerra. Pero en la segunda vez que entramos en sus pensamientos sin embargo, todo esto se subvierte. No, no. No es la locura y la lógica de la guerra: es realmente la locura y la ilógica sin sentido de la guerra. Como él mismo dice, aunque no sea a lo que se refiere, el final del relato representa “el verdadero significado de la guerra”.

Por último, y esto es sólo una duda a nivel argumental: “¿De dónde salen las rameras?”. Eso, ¿de dónde? ;DD Es un poco raro, ¿no? Está claro que en la ciudad sitiada no ha quedado nadie, así que de ahí no salen. Si estaban en el campamento, las tenían bien escondidas ya que no se hace referencia a ellas antes, creo. Argumentalmente sirve para dar mayor sensación de profanación y todo eso, pero argumentalmente suponen un pequeño agujero, porque los soldados entran en la ciudad sitiada, suponiendo que no va a quedar nadie vivo pero, oye, es de esperar que aún así fueran con las armas y eso por si acaso, ven que no hay nadie y se ponen ahí mismo, en la ciudad, a emborracharse y a fornicar con putas. ¿De dónde salen las putas? Incluso aunque estuvieran en el campamento, ¿por qué llevan putas consigo cuando entran en la ciudad sin saber a ciencia cierta si sigue alguien vivo en ella? ;DDD

-Final: Ya he hablado largo y tendido del final en el apartado anterior. Así que voy a aprovechar aquí para decir que el final es bueno. Más que bueno, tirando a excelente. Hasta la frase final es buena, joder. Felicidades.

-Ortografía: Muy bien escrito en general, pero hay un número importante de cosas que podrían mejorarse, creo yo. Empecemos por el interlineado en los diálogos especialmente. Buen eso del guión largo para los diálogos, pero no debería haber tanto espacio entre las entradas de diálogos. De hecho deberían estar seguidas, con interlineado simple. Fíjate en cualquier libro con diálogos para “copiarlo”. El problema es que el foro de Pacot.es se come las sangrías, que es con lo que se juega para lograr un poco de espacio y que la cosa respire mejor. Pero la forma correcta de hacerlo en los diálogos sería interlineado simple y sangría al comienzo de cada entrada de diálogo.

Primero vino el estado de sitio, luego vino el hambre de su mano.” No sé ni por qué destaco esto, pero bueno… ;DD A ver, es correcto. Suelo decir que es mejor no repetir palabras demasiado cercanas pero en este caso concreto tampoco hay mayor problema en hacerlo, lo que no quita que pudiera haberse puesto en su lugar “luego llegó el hambre de su mano” por ejemplo y nos curamos en salud. Yo personalmente hubiera puesto en punto en lugar de la coma, me gusta más el ritmo creado así, pero eso es decisión del autor, con coma es correcto también.

“Entonces cundió el abismo en cada uno de los ciudadanos, algo creció dentro de cada uno de ellos.” = Este sin embargo sí que llama más la atención. Aquí sí que recomendaría quitar uno de los “cada uno”, preferentemente el primero. Nuevamente pondría punto en vez de la coma, además pega mejor con la narración donde dominan por ahora las frases cortas. Es decir, yo lo dejaría así: “Entonces cundió el abismo en los ciudadanos. Algo creció dentro de cada uno de ellos.”. El uso de la palabra “abismo” es curioso. Es como “desánimo” pero a lo bruto, me gusta cómo queda.

“Llegó con el hambre el invierno. Un invierno furioso y penetrante como ni los más viejos del lugar recordaban.” = Quieto, quieto, no te asustes. Esto está bien, no tengo ninguna queja. Sólo lo pongo como ejemplo de cuándo es permisible la repetición de términos cercanos, para dar énfasis. Así sí. Esto se nota que es intencionado, otras veces se nota que es un descuido. ;=)

“[La gente] miraba al cielo y se preguntaban” = Guau, el autor es bueno. Esto está perfectamente bien escrito, con lo que es la segunda vez que rescato una frase para ponerla de ejemplo de cómo se tiene que hacer. La mayor parte de la gente pondría los dos verbos en singular o los dos verbos en plural, pero la forma correcta de hacerlo en este caso es así, como ha puesto el autor. “Miraba” en singular, porque concuerda con “gente”, y “se preguntaban” en plural, ya que al haber dos oraciones en la segunda nuestro sujeto pasa a ser “ellos” en vez de gente. Muy bien, muy bien.

“Los días se sucedían idénticos, la supervivencia era un lento discurrir” = Nuevamente creo que queda mejor poner un punto que una coma, pero a estas alturas del relato estás combinando con bastante habilidad frases largas y cortas, con lo que nuevamente es una cuestión de elección. Mal no está de ninguna de las dos formas.

“Era Navidad cuando un joven oficial entró en la tienda del general:” = Nada malo en la frase. Únicamente aquí habría estado bien un salto de párrafo antes de poner la frase. Todo lo anterior ha sido la introducción (386 palabras) con la que se nos ha contado el estado de la ciudad y de sus habitantes durante el largo sitio. Ahora es cuando empieza la historia que nos quieren contar. Eso merece una separación. ;)) Especialmente si tenemos en cuenta que sí que dejas una línea de separación entre diálogo y diálogo (que yo no pondría. En los libros no hay una línea de separación entre diálogos). Edito: Vuelvo aquí para decir que hay otros momentos en el relato donde habría quedado mejor un salto de párrafo. Diálogos sin salto de párrafo. Y dos o tres saltos de párrafo (este primero, luego otro en la de “Una semana después”, que es cuando llega el segundo grupo, y otro en “Finales de marzo”. Al menos esos, puede que alguno más.

“Todos los informes apuntan que la ciudad no está ya en condiciones de resistir” = Esta es jodida. “Apuntar que” puede ser correcto en ciertos contextos, pero no en este. Aquí sería “apuntan a que”. Otra opción es cambiar el verbo y poner “sugieren que”. En todo caso, al ser un diálogo, no tiene tanto problema, ya que el soldado no tiene por qué hablar de forma gramaticalmente correcta. %]]

“Esta sombra se va acercando, son dos personas, soldados, que portan un simulacro de bandera blanca” = Sin ser incorrecto, aconsejaría cambiarlo por un punto (o por un punto y coma -;-, pero es que no me gustan los puntos y comas generalmente). Quizás hasta podríamos prescindir del comienzo (“Esta sombra de va acercando”) y añadir el “acercando” a la frase anterior que nos introducía a la sombra. Algo como: “Una sombra se arrastra acercándose por la tierra de nadie que cercaba rodeaba la ciudad en torno a las posiciones enemigas. Son dos personas, soldados, que portan un simulacro de bandera blanca”. Aunque entonces ¿por qué hemos dicho que era una sombra? Hmmm, no sé, piensa en ello y déjalo cómo quieras. ;DDD

“– Mi general… son prisioneros” = Juraría que ese “son” debería empezar con mayúscula, aunque no te lo puedo asegurar al 100%.

“Una semana después el campamento recibe el año nuevo con una terrible tormenta y un frío asesino, nadie que no estuviese a resguardo podría sobrevivir.” = Lo de siempre. No es incorrecto pero mejor un punto en vez de coma. En mi opinión al menos.

“algo cruza la tierra de nadie. Hasta que no están muy cerca no se le da el alto, son varios, cubiertos con sábanas, medio vivos.” = Aquí sí que tenemos algo un poco más raro. Es cierto que al principio ha sido definido como “algo”, igual que antes en una situación parecida era “una sombra”, y que “algo” es singular. Pero si dices “Hasta que no están muy cerca”, con ese “están” en plural, luego has de concordarlo con “no se les da el alto”. Aparte de eso, ahora sí con todas las de la ley, punto en vez de coma. Quedaría pues así: “algo cruza la tierra de nadie. Hasta que no están muy cerca no se les da el alto. Son varios, cubiertos con sábanas, medio vivos.”

“En su obscenidad hay algo de profanación sacrílega, a veces se escuchan disparos, carcajadas etílicas y pavorosos gritos femeninos.” = Punto. ;DD

“¿será finalmente un traidor, habrá desertado como ya dejó entrever?” = Mejor separarlo en dos: “¿Será finalmente un traidor? ¿Habrá desertado como ya dejó entrever?”

“Y entonces mira por la ventana, a lo lejos ve la horca, cebada con un cuerpo solitario, vestido de oficial.” = ¿Adivina qué? Mejor un punto después de la ventana. ;PP

“¡¡HA DESERTADO, ESE MALDITO HIJO DE PUTA HA DESERTADO!!” = Esta es como la de antes de la interrogación, pero con exclamación. Mejor dos creo yo = “¡HA DESERTADO! ¡ESE MALDITO HIJO DE PUTA HA DESERTADO!”

“tronchada de una risa” = Vamos a ver con google. Dos entradas, mala señal. ¿Por qué no “tronchada de risa” “tronchándose de risa”?

“Soldados arracimados” // “se arraciman y se exhiben” = Para terminar, un pequeño apunte. En dos momentos del relato, lejanos entre sí, utilizas esto de “arracimar”. Es correcto, no hay problema por repetirlo, y sin embargo cambiaría uno de ellos por otra palabra. ¿Por qué? Porque llama un poco la atención. En el relato se usa un vocabulario bastante extenso y algunos palabros raros. Ningún problema con ello. Uno de esos palabros raros es “arracimar”, pero al verlo por segunda vez en el relato llama doblemente la atención. Es una palabra maja, pero la segunda vez la cambiaría por otra palabra a tu elección. Igual es una manía mía, pero es una palabra demasiado inusual para usarla dos veces, no sé si me explico.



+Relato bien montado, bien escrito, bien resuelto. Su autor no sólo es bueno sino que tiene claridad de ideas y sabe llevarlas a buen puerto. Poco más se puede pedir.

-Tan sólo le faltan unas pequeñas correcciones para dejarlo perfecto.

-Si fuera una película sería…

+

-Si fuera una canción sería…

https://www.youtube.com/watch?v=AlE96QA83eE


Comentarios de Pingas(3p)

Me ha encantado, y tiene mérito, a mi me suelen aburrir las guerras en general xD.

No estoy acostumbrado a este tipo de historias, y aún así consiguió meterme de lleno en esta guerra tan injusta.


Comentarios de Tarquin(3p)

Supongo que aquí tenemos crímenes de guerra, ¿no?

Es un gustazo leer este. Las palabras se deslizan suaves, y la escena se describe sola. Aunque tengo algunos comentarios:

  1. Me acabo de enterar de que en pacotes se puede justificar el texto. Qué maravilla. Lo compro.
  2. Hay lineas ene blanco extra entre los diálogos. No debería.
  3. No hay que poner un espacio entre el guion y el texto del diálogo.

Así que por lo general bien, pero hay un par de cosas que no me cuadran. La primera descripción del general es:

"Era el general hombre serio y malencarado, de inteligencia fría y acerada rectitud. Cuando el oficial se hubo retirado, se asomó a la ventana de la tienda, desde la que se dominaba gran parte del campamento. La guerra no consiste en matar más que el enemigo, pensaba el general ante la ventana, sino en no morir, en sobrevivir un día más y poder luchar al día siguiente. "

Pero unos párrafos más tarde:

“No hay distingos, el enemigo es la nación entera, su ejército y toda su gente. La victoria vendrá con la aniquilación del enemigo, sea cual sea la forma que adopte.”

Que acepto que el general pueda justificar eliminar a todo un pueblo de civiles con tal de salvar a uno de sus soldados, pero la ideología detrás de estos dos fragmentos la veo totalmente distinta.

Y el final no me ha convencido mucho. No lo que pasa, pero la reacción del general y de la tropa me ha parecido algo peor redactada que el resto del relato.


Comentarios de Isolee

La ciudad sitiada es un buen título, sobrio y adecuado para una historia tan dura.

Los crímenes de guerra son un motivo excelente y bastante original de enfrentar el tema que @melon pidió para nuestros relatos. Me ha gustado esa perspectiva.

También de primeras digo que opta a puntos. No sé si los logrará porque hay varios relatos que lo hacen, pero es candidato clarísimo. Técnicamente exquisito, tiene un estilo realista, pero de un realismo mágico realmente perturbador. Logra mostrarnos la miseria de la guerra desde ambos bandos, el de los ganadores y el de los perdedores, lo que en un relato tan corto tiene mérito. Hace uso de los diálogos en su justa medida, sin depender demasiado de ellos para llevar el peso de la narrativa y cuando lo hace son someros y adecuados al tono general de la obra. En general es una lectura que me dejó con muy mal cuerpo y también con la sensación de que su autor sabe cómo comunicar sus ideas y mostrar los sentimientos y motivaciones de sus personajes.

La película es Vals con Bashir.


Comentarios de acecalor(3p)

No he tenido mucha duda en escoger este relato como el ganador (no ha sido tan fácil con los otros dos). Excelente relato sobre la crudeza de la guerra y la vulnerabilidad de los humanos que sufren sus consecuencias . Texto muy bien desarrollado y escrito, dos personajes arquetípicos muy bien caracterizados como son el general sin escrúpulos y decidido a todo por la victoria y el joven oficial que se encuentra con una cruda realidad que no es capaz de soportar. Final consecuente con el relato y nada precipitado. Lectura muy amena.


Comentarios de Nullpointer

El argumento está visto en varias obras de ficción, donde un militar le es ordenado tomar difíciles decisiones durante un periodo bélico y al final decide desertar, contrariando a su oficial.

Respecto al estilo de escritura, he notado algunas repeticiones de palabras seguidas, como soldado o efectivo . El espaciado entre líneas de conversación se me hace raro, teniendo el doble de espacio respecto al que hay entre párrafos. También he divisado algunos guiones que no corresponden con los apropiados para los diálogos. Por lo demás, todo correcto, descriptivo y ortografía cuidada.


Comentarios de Furby Furibundo(3p)

Personalmente me ha parecido un relato que directamente me ha recordado al sitio alemán de Leningrado. La narrativa y vocabulario son correctas y están bien llevadas, aunque hubiera preferido que se nombrasen ubicaciones o países (incluso ficticios) para hacer el relato totalmente verosímil. Diferencias culturales, algo de descripción sobre el entorno, el barro en las botas, escupitajos que se escarchan en el suelo por el frío.

En los diálogos echo en falta un poco de lectura entre líneas. Creo que les añadiría algo de carácter a los personajes dejar entrever reacciones físicas a lo que se habla en lugar de limitarlo todo a sus palabras. Es una anotación menor, pero podría ser enriquecedor.

Reconozco que no me esperaba que el oficial se suicidase, creía que se infiltraría en la ciudad y ayudaría a los supervivientes a escapar a través de túneles o similar, aunque hubiera sido un tanto fantasioso. Puro idealismo. La indiferencia del resto de soldados y la burla del capitán ante la muerte del joven oficial nos hablan de la faceta más cruda del ser humano, embrutecido por la guerra y presión constante. Es esta sensación presente de principio a fin en el relato lo que me hace darle la máxima puntuación. ¡Buen trabajo!


Comentarios de Karamazov(2p)

Comentarios: Buen relato que por sus formas, su tono, parece alimentarse de esas viejas parábolas que podían contarse a los más jóvenes hace ya un tempo. La escritura es buena, hay ahí una estética propia bien adaptada a la intencionalidad del texto.

En el relato se nos presenta una cruel guerra en la que el ejército atacante asedia una ya quebrada ciudad. Su general, cruel y estricto como todos, no cede ante la empatía de su joven oficial, el cual, al final, sin poder soportar tanta maldad, acaba colgándose como se colgaban a los del bando contrario.

Poco hay que criticar al texto. Quizá una mejor estructuración en párrafos (hay muchos que podrían agruparse) y poca cosa más. Candidato a puntos, sin duda.


Comentarios de Lyn(3p)

Apreciación sobre el título

El título es acorde con la historia. Lo que desencadenará las dudas del joven oficial, que de eso va el relato. Un poco soso pero bueno, l relato lo compensa. El autor no ha optado por dobles juegos, es lo que es y punto.

¿Cumple normas?

Sí, hay crímenes de guerra y un suicidio al final.

Historia/Estilo

La historia trata sobre un asedio y todos los conflictos que se suceden en este asedio. Nos van señalando desde el punto de vista de los asediadores cómo se desarrolla el conflicto. Cada personaje tiene sus ideas, el general es estricto y piensa en el bien de los soldados que comanda, eso es bueno ¿en serio? Y de aquí sale todo el relato, de cómo lo que parece una buena decisión para unos es la desgracia absoluta para otros. Además el conflicto ocurre cuando uno de los asediadores no puede tolerar el sufrimiento que causan a “los otros” y entra en conflicto con el deber.

Ortografía

Ninguna queja. He visto que el autor sabe lo que tiene entre manos. Veo también que añade algunas palabras poco utilizadas para que el relato resulte más culto y trabajado.

Lo mejor

El tono dramático y el mensaje del relato.

Lo peor

Quizás los malos son demasiado malos y estrictos. El general.

Si fuera una película

Sin ninguna duda, “Senderos de gloria” de Kubrik, donde un militar se enfrenta a los mandamases del sistema y al sistema intentando evitar el horror y la muerte de inocentes.


Comentarios de Guetto(3p)

Uno de los mejores, a mi juicio. Bien narrado, tendrá puntos, fijo, veremos cuántos.

Eso sí, hay algo que me escama bastante, no entiendo que los de la ciudad se mueran de frío, viviendo en casas, y los soldados asediantes estén bien a cubierto, cuando entiendo que están en tiendas o barracones. Tampoco sé de dónde sale la “profusión de rameras” cuando entran a la ciudad, son inmunes al hambre y al frío y no han palmado como el resto de la población? O es que entran junto a los soldados (cosa que me resulta algo rara)?

1 me gusta

Aquí hay dos posibilidades:
a)Que yo no sepa sumar
b)Que en realidad yo piense en este relato como Reloj de Bronce, aunque lo haya titulado El Reloj de Bronce. De hecho creo que voy a cambiarle el título y dejarlo sin el artículo, me gusta más.

…y en realidad ambas opciones son o pueden ser ciertas. ;DD

Bueno ya me he leído las críticas. Estoy de acuerdo con muchas de ellas, con la mayoría, pero con algunas no.
Muchos casos que me ha puesto @Eileen son efectivamente mejorables. Supongo que fruto de dos cosas: escribir nunca ha sido lo mío y esto lo escribí conforme se me iba ocurriendo, sin mayor previsión ni revisión y así es normal que abunden los despistes. Total, en esto tampoco me va la vida y revisar me aburre.
2 cosas: alguien ha apuntado un cambio de ideología en el general o posible contradicción. Yo también me di cuenta, esto es fruto de escribirlo en varias sesiones (creo que 3) y, como ya digo, escribir cada vez lo que se me iba ocurriendo sin siquiera leer lo que ya llevaba escrito :joy:
Y la otra, lo del espaciado de los diálogos es culpa del foro, en mi word sale bien, así no es una crítica que acepte, es cosa de la tecnología y me la suda, no me hago responsable.

Y nada, gracias por vuestros comentarios, creo que Eileen ha tardado más en analizarlo que yo en escribirlo. Antes de este había escrito otro pero no me gustaba y tampoco sabía darle un final digno. En este, al menos, quedaba muy a huevo ponerle un final más o menos redondo.

3 Me gusta

El otro también era bélico?

Los finales redondos son los que más me gustan a mí. Mucho mejores que los finales cuadrados o los triangulares,

1 me gusta

No, el otro era un puro flujo de conciencia de un condenado que es llevado ante un tribunal. Pero ahí me quedé, ya no se me ocurría qué chorrada buscarme para que tuviese algo de gracia. De todas formas era una mierda.

Cállese.